Conclusiones positivas

River finalizó su participación en el Monumental, con una alegría ante Gimnasia de La Plata. Varios puntos altos y despedidas que marcarán un nuevo rumbo.

Conclusiones positivas
Alonso, el veterano del gol (Foto. Canchallena).

Hablando de números, River recuperó la sonrisa con la victoria 1-0 ante Gimnasia en Núñez: volvió al triunfo tras tres partidos sin lograrlo, retornó al éxito de local luego de cuatro empates consecutivos en casa por el torneo doméstico, y no termina tan abajo en la Tabla, en el puesto 8 de la Zona 1, con 18 unidades. Todo esto, sumado a que el Millonario no pierde ante el Lobo desde el Inicial 2013 (0-1), y desde entonces acumula tres victorias y un empate contra el Tripero.

Marcelo Gallardo, después de la eliminación en la Copa Libertadores, tomó decisiones. Excluir definitivamente a los que no serán parte del equipo para el próximo semestre (llámese Bertolo, Chiarini, Viudez, Pisculichi) y jugar las fechas finales del campeonato con equipos titulares.

Ayer, sin la máxima figura del equipo en cancha (Andrés D'Alessandro), el Millo superó ampliamente al conjunto platense. Tuvo más control y llegadas. Volvió a tener su chance Gonzalo Martínez, aportando buenos desbordes aunque aún ineficaz para resolver un partido. Asimismo, Milton Casco, más allá de un error puntual que pudo haber sido el empate rival, cumplió tanto en la banda izquierda como la derecha.

La dupla de ataque que se perfila de ahora en más es la de Lucas Alario e Iván Alonso (relegando a Rodrigo Mora). El Pipa, que no pudo tener su gol, se asoció y mostró dotes de calidad (como una gran jugada individual que derivó en tiro libre). Sí anotó Alonso, con su arma letal, el cabezazo, tras un buen centro de Leo Ponzio. El uruguayo llega a seis goles en River y se está ganando un lugar.

Mención aparte para Tomás Andrade, que por tercer partido consecutivo ingresó en el segundo tiempo. Se movió en la banda derecha y aportó velocidad, cambio de ritmo y panorama para asistir (como un pase al pecho de Alonso, en un envío con precisión quirúrgica). Seguramente, protagonista del nuevo River.

El Muñeco, aún con el marcador abierto, tuvo un bun gesto al hacer ingresar a Leonel Vangioni y sustituir a Marcelo Barovero para su ambos sintieran el cariño de la gente, que colmó el Monumental. Ambos se despidieron de la gente y no seguirán.

El DT tiene una base diagramada. Falta recambio, sí, y el mercado de pases será primordial. No obstante, no se empezará de cero. Hay material que debe seguir potenciándose. Tras el úlumo partido del torneo, contra Arsenal, llegará el descanso. Al menos, un triunfo en casa para aliviar la semana.