Las palabras de Barovero y Vangioni en su despedida

Marcelo Barovero y Leonel Vangioni se despidieron ayer de la gente de River en el último partido como locales ante Gimnasia en el Monumental, y los dos se mostraron emocionados por el reconocimiento del público y agradecieron por el apoyo.

Las palabras de Barovero y Vangioni en su despedida
Foto: La Página Millonaria

La victoria ante el conjunto de La Plata por 1-0 fue lo que menos le importó a los hinchas Millonarios. Ayer lo que importaba era disfrutar, por última vez, del arquero y el defensor que supieron llegar a lo más alto de América con la Banda. El equipo ya no tenía posibilidades de nada en el torneo pero, igualmente, la cancha estaba repleta como si fueran punteros. La gente se hizo presente de manera multitudinaria para decirles adiós.

Vangioni llegó a River a comienzos del 2013 y, luego de tres años y medio, dejará Núñez para continuar su carrera en el Milan de Italia. Jugó 128 partidos, convirtió cinco goles y dio ocho asistencias, incluyendo el pase a Leonardo Pisculichi para eliminar a Boca de la Copa Sudamericana y el centro a Lucas Alario en el primer gol de la final de la Copa Libertadores. “Para mí la alegría es increíble.  Me voy muy tranquilo porque dejé todo lo que tenía acá y gané muchas cosas. Me llevo el cariño de  mis compañeros y de esta gente que disfruté al máximo”, declaró Piri luego de la victoria de ayer.

Trapito cumplió su partido 165 con la camiseta roja y blanca, que viste desde julio de 2012. Su próximo club aún no está definido, pero lo que sí es un hecho es que su sucesor no sólo tendrá la difícil tarea de ser el arquero de una de las instituciones más grandes de Argentina, sino que también deberá reemplazar a uno de los que mejor ocupó ese lugar en la historia del club. “Es lo más grande que me pasó y que me va a pasar. Tengo más felicidad que nostalgia porque se cumplió todo. Ahora a mirar para adelante. Me llevó el mayor recuerdo, toda la alegría junta, y estoy agradecido al club, a mis compañeros, a todos ", dijo emocionado el capitán, que salió sobre el final del partido para recibir la ovación de los hinchas.

Los dos jugadores, cada uno en su posición, supieron cómo meterse en el corazón de la gente y se ganaron el respeto de todos por sus muy buenas actuaciones. El próximo fin de semana, ante Arsenal, vestirán por última vez la camiseta de River. Pero ayer tuvieron la despedida que se merecían, a lo grande.