River de América

River festeja hoy sus 115 años desde su fundación y repasamos los títulos internacionales que conquistó a lo largo de su historia.

River de América
Marcelo Barovero y Fernando Cavenaghi levantan la tercer Copa Libertadores / Foto: Infobae

De más esta decir que River es un club con una historia muy rica. Si bien el punto fuerte del club de Núñez son los títulos por torneos locales (lleva 35 y es el que más campeonatos ganó en Argentina), lleva la importante suma de nueve títulos internacionales, lo que lo convierte en uno de los equipos mas ganadores a este nivel en el país. La reciente ola de copas ganadas bajo el mando de Marcelo Gallardo en el banco de suplentes, alzó al Millonario en el plano continental y mundial.

River de América

La primera estrella internacional que consiguió River fue la Copa Libertadores de 1986. Aquel 29 de octubre el equipo dirigido por Héctor Bambino Veira terminaba con los fantasmas de las finales perdidas en 1966 ante Peñarol y en 1976 frente a Cruzeiro, y daba paso al esperado primer título en la máxima competencia continental. En un Monumental colmado de hinchas, venció al América de Cali 1 a 0 tras haberle ganado la ida por 2 a 1. El recordado gol de ese encuentro lo convirtió Juan Gilberto Funes. El Bufalo aguantó la pelota a los 24 minutos del segundo tiempo, giró para su pierna izquierda y lanzó un remate cruzado imposible de atajar para el arquero del conjunto colombiano, Julio César Falcioni

Campeón del Mundo

Luego del desahogo con la obtención de la primera Copa Libertadores y de ganar el campeonato de 1985/86 por diferencia de diez puntos, el equipo del Bambino quería ir por cerrar un año inolvidable de la mejor manera. Y lo logró. El Millonario debía enfrentar al Steaua de Bucarest que venía de vencer al Barcelona en la final de la Liga de Campeones. El 14 de diciembre de un 1986 plagado de gloria, le ganó la final de la Copa Intercontinental al equipo rumano por 1 a 0 con gol del delantero uruguayo Antonio Alzamendi y alzó el ansiado trofeo. River era campeón del mundo por primera y única vez en su historia.

La Copa Interamericana

Un año más tarde del recordado 1986, el club de Núñez tenía la posibilidad de sumar un nuevo campeonato internacional. Era la Copa Interamericana que disputaban el campeón de la Libertadores y el ganador de la Copa de Campeones de la Concacaf. El rival fue el Alajuelense de Costa Rica. El partido de ida terminó igualado en cero y el de vuelta fue una goleada terminante de River por 3 a 0 a los costarricenses, con goles de Jorge Villazán, Juan Gilberto Funes y Héctor Enrique. Así, el equipo dirigido en ese momento por Carlos Timoteo Griguol conseguía el tercer título internacional del club.

La segunda Libertadores

Diez años después del triunfo ante América de Cali, River tenía una nueva oportunidad de alzar el trofeo más anhelado de América. El 26 de junio de 1996 enfrentaba nuevamente en una final al equipo colombiano. Luego de haber perdido el partido de ida por 1 a 0 en Colombia, necesitaba una hazaña para dar vuela la serie. Después del mejor recibimiento de la historia, que los hinchas le brindaron a su equipo, los jugadores salieron motivados a dar vuelta la historia y lo lograron con dos goles de Hernán Crespo. El conjunto de Ramón Díaz llenó de felicidad a su hinchada cuando Enzo Francescoli levantó la copa.

Supercopa Sudamericana 1997

En lo que fue la última edición de la copa que reunía a todos los campeones de la Copa Libertadores, un River que venía con el envión de la Libertadores del año pasado llegaba a la final del torneo y debía enfrentar a San Pablo. La ida fue un 0 a 0 en Brasil y el partido de vuelta fue victoria para el Millonario por 2 a 1, con goles del delantero chileno Marcelo Salas, para conseguir la quinta estrella.

Sudamericana 2014, La Resurreción

Con Marcelo Gallardo, que daba sus primeros pasos como director técnico, el club de Núñez volvía a hacerse protagonista en el plano internacional. Tras una inolvidable eliminación a Boca en semifinales, con el histórico penal atajado por Marcelo Barovero a Emmanuel Gigliotti y el posterior gol de Leonardo Pisculichi que hizo estallar los corazones de los hinchas, el equipo del Muñeco tenía la posibilidad de ganar el certamen en una complicada final ante Atlético Nacional de Colombia.

Tras el 1 a 1 en la ida con un golazo de Pisculichi, River se disponía a ganar el encuentro de vuelta en su estadio y recuperar la gloria que siempre lo caracterizó. Con dos goles de cabeza, el primero de Gabriel Mercado y el segundo de German Pezzella cinco minutos más tarde, el Monumental explotaba festejando el sexto título.

La Recopa Sudamericana 2015

El equipo de Gallardo, más del Muñeco que nunca, debía jugar ante el campeón de la Copa Libertadores 2014, San Lorenzo. El Millonario ganó la ida en el Monumental con gol de Carlos Sánchez y triunfó también en el de vuelta con otro gol del uruguayo que le brindó a River el séptimo campeonato y confirmó una teoría que muchos comentaban: Marcelo Gallardo es un director técnico con una gran mística copera.

Gallardo de América

El 5 de agosto de 2015, River terminaba de resurgir con Marcelo Gallardo bajo el mando de un equipo multicampeón. Fue una Copa plagada de desafíos para el club de Núñez: clasificó milagrosamente en la última fecha de la fase de grupos como el peor clasificado -gracias a la ayuda de un Tigres del que luego sería verdugo en la final-, sufrió el histórico ataque con gas pimienta por parte de la hinchada de Boca que terminaría dandole la clasificación en la serie de octavos de final que ya venía ganando y dio vuelta increíblemente la serie de cuartos de final ante Cruzeiro en un partidazo en Brasil.

Como no podía ser de otra manera, después de todos estos sucesos, aquel 5 de agosto llovía torrencialmente. River venía de empatar la ida de la final ante Tigres en México y definía la serie en el Monumental. Luego de un recibimiento espectacular de la gente, el Millonario consiguió el 1 a 0 en el primer de tiempo con un gran cabezazo de Lucas Alario. Ya en el complemento, Carlos Sánchez convertía el segundo de penal y el importantísimo Ramiro Funes Mori definía la historia con otro cabezazo. River volvía a ser River.

La Suruga Bank

Quizás fue el último gran partido de este equipo campeón. Con el envíon anímico de la Copa Libertadores y casi sin tiempo para festejar, el plantel viajó a Japón para enfrentarse al Gamba Osaka, campeón de la liga japonesa. Los dirigidos por Gallardo dominaron el encuentro de punta a punta y golearon 3 a 0 con goles de Carlos Sánchez, Gabriel Mercado y Gonzalo Martínez. De esta manera, cerraron un ciclo con cuatro campeonatos ganados en muy poco tiempo.