Resumen River Vavel: Marcelo Gallardo, el hombre que va por más

De pie derecho exquisito cuando vestía los cortos. De cabeza rápida y extraordinaria capacidad de transformación ahora en su puesto de Director Técnico. Marcelo Gallardo sufrió el 2016. Luego de un 2014 y 2015 llenos de gloria, el último semestre quedara en el olvido. No así para el Muñeco, quien deberá hacer punto y aparte y reformar el plantel.

Resumen River Vavel: Marcelo Gallardo, el hombre que va por más
Gallardo asumió luego de la abrupta salida de Ramón Díaz. No cualquiera se pone ese saco. Sin embargo respondió con cuatro títulos internacionales (Foto: Web).

Varios factores no dejaron ver el mismo River de los últimos años. Desde aquí, intentaremos analizar los errores y aciertos del actual entrenador del club de Núñez.

Sin duda, las incorporaciones podrían ser tomadas como un error. Nombres y apellidos que llegaron pedidos específicamente por el entrenador estuvieron muy lejos de rendir como se esperaba. Tabaré Viudez, Gonzalo Martínez, Joaquín Arzura, jugadores que jamás estuvieron al nivel de exigencia de la institución.

Sin embargo, dentro de la categoría refuerzos, nos vemos obligados a considerar como aciertos las incorporaciones de Lucas Alario, Iván Alonso e Ignacio Fernández, quienes llegados a pedido expreso del entrenador. Cumplieron con su parte a pesar de que River no llegó nunca a encontrar armonía colectiva en este semestre.

Algo relacionado directamente con el nivel de los refuerzos es la falta de reemplazos por posición. River barajaba un once inicial que estuvo plagado de expulsiones y lesiones, lo que obligó a Gallardo a improvisar. Algo que debería ser anticipado por el entrenador y no llegar al límite de ubicar a jugadores en posiciones no naturales.

Un gran acierto fue la banca, en su sentido más criollo. Gallardo apoyó a su equipo desde el primer día hasta el último. Llenó de oportunidades a jugadores que no entendían la magnitud de River. A pesar de que los mismos no supieron aprovecharlas, Marcelo jamás tuvo palabras de más o declaraciones escandalosas. Todo un caballero en este sentido.

¿El mayor error? Apostar todo a la Libertadores. Marcelo Gallardo dejó por completo el campeonato local en manos de jóvenes y con formaciones inéditas. Jugadores que quizá ni en los entrenamientos compartieron equipo. Creyó más en el destino que pelear en todos los frentes. Groso error.

Los números de River Plate en el primer semestre de 2016

En todo el semestre River disputó 24 partidos oficiales. 8 victorias, 8 empates y 8 derrotas, lo que hace una efectividad del 44%. De 72 puntos posibles consiguió 32. Anotó 39 goles y recibió 31.

En el Torneo Transición 2016, River Plate finalizó noveno, con 18 puntos, fruto de 4 victorias, 6 derrotas y 6 empates. Un nivel bajísimo para semejante institución y una derrota a nivel personal para Gallardo. Recibió 21 goles y marcó 22. Obtuvo 18 puntos sobre 48. Un Monumental que supo ser una fortaleza cayó en reiteradas veces. Efectividad del 37%.

En la Libertadores, jugó seis partidos por fase de grupos y dos por octavos de final. 4 triunfos, 2 empates y dos derrotas. Convirtió 18 goles y recibió 9. En octavos de final fue eliminado por Independiente del Valle.

Gallardo ya avisó: “El equipo no será el mismo”. Solo de él depende volver a ser el River letal que fue. Demostró en el pasado que sabe cómo hacerlo. Lo deberá revalidar. Tiene un torneo local, la Copa Argentina y la final de la Recopa Sudamericana por delante. Supo tocar el cielo con la mano como jugador y como director técnico. ¿Podrá volver a hacerlo?