Leonardo Ponzio: el alma del mediocampo

El volante de River fue sin dudas lo más regular que tuvo el equipo de Gallardo en este flojo semestre. Aunque sintió mucho la ausencia de su compañero Kranevitter.

Leonardo Ponzio: el alma del mediocampo
Ponzio en un partido ante Godoy Cruz en el Monumental. (foto: La Pagina Millonaria).

El mediocampista central jugó 16 partidos en este campeonato donde tuvo actuaciones bastante regulares. La ausencia de su compañero Kranevitter en la zaga de "doble 5" se hizo sentir mucho, ya que con la incorporación de Nicolás Domingo, el ex volante de Newell's estuvo un poco desdibujado ya que además sufrió distintas lesiones que lo mantuvieron al margen del primer equipo. 

En los partidos más importantes en el semestre de River, Ponzio se ha destacado mucho como tiene acostumbrado a los hinchas "Millonarios". Pero en partidos de un torneo de River quedó relegado y no ha podido completar buenas actuaciones. Tal es el caso del partido jugado ante Sarmiento de Junín, donde se fue expulsado por una insólita infracción dejando a su equipo con 10 jugadores y posteriormente se ausentó por la roja directa que equivale a los dos fechas de ausencias en los partidos ante Olimpo y Boca. En este último se sintió mucho su ausencia ya que River con un poco mas de desarrollo de juego podría haber dado el batacazo de ganar en la Bombonera. Lo mismo le pasó semanas atrás ante The Strongest, por la Copa Libertadores, con una absurda agresión sobre el final, perdiéndose tres encuentros de la fase de grupos.

Pese a eso, junto con Mercado y Maidana es de lo poco que queda de un plantel que supo ganar todo a nivel internacional. Y de algunos de ellos 3 saldrá quien llevara en su hombro la cinta de capitan que dejó vacante Barovero. Ponzio es sín dudas un líder positivo que hace años atras por flojos rendimientos quedó relegado del primer equipo dirigido por Ramon Díaz, donde ni siquiera estaba dentro de los concentrados. Hoy por hoy, es de lo más destacado y valorado que tiene River en sus filas dentro de lo que fue una temporada muy mala.