Debate VAVEL: el desafío de reinventarse

El Millonario quedó relegado en el campeonato y no fue candidato en ningún frente. Priorizar lo internacional se pagó y con intereses. Se terminó un ciclo dorado, y el desafío es volver a empezar.

Debate VAVEL: el desafío de reinventarse
Debate VAVEL: el torneo de River

Fin de un ciclo dorado e inolvidable. Barajar y dar de nuevo, ya sin Copas internacionales el semestre que se avecina (salvo la Recopa, que son dos partidos). Ya va un año entero donde son más las decepciones que las alegrías. River, el River que resucitó de las cenizas y logró llegar a lo más alto del fútbol continental y tener un mano a mano con el todopoderoso Barcelona en Japón, resumió su mal momento terminado noveno en la Zona 1 del torneo, con 18 puntos en 16 fechas, y eliminado en 8vos de final de la Copa Libertadores ante el desconocido (y sorprendente) Independiente del Valle.

Muchos son los factores que desembocaron en éste mal momento. La ida de jugadores claves, la falta de recambio, la llegada de refuerzos que no estuvieron a la altura, malas decisiones de Gallardo, la falta de tiempo para trabajar tras volver de Japón y las lesiones constantes son algunos de ellos. Desde la redacción de River Plate VAVEL, las analizamos a continuación.

Chiara Arduini

"River, una vez más, tuvo un semestre para el olvido. Malos rendimientos acompañados de malas decisiones técnicas y falta de precisión en el recambio inundó al “Campeón de América”. Se vino desmoronando aún con la Copa en juego, sin Teo Gutiérrez y Ariel Rojas, le siguieron Matías Kranevitter, Ramiro Funes Mori y Carlos Sánchez, y terminaron por irse ahora Leonel Vangioni y Marcelo Barovero. Faltan Gabriel Mercado y Jonatan Maidana y cerramos todo. Un ciclo de mucha felicidad y sobre todo, resultados. Todo esto comenzó desde Ramón Díaz, Cavenaghi, Ledesma, Lanzini, Chichizola y Carbonero en el Final 2014, siguió con la llegada de Gallardo, el gran nivel de Pisculichi, y vale recordar otro que se fue, Pezzella, en la Sudamericana y terminó con aquel gol de Alario en la final ante Tigres, el primero de los tres en el Monumental. Pero, si Gallardo pudo suplantar todas las bajas del torneo que se ganó con Ramón, con las resurrecciones de Mora, Sánchez y Ponzio, con el inesperado nivel de Piscu, que también tuvo que ser reemplazado para la Libertadores, ¿por qué no volvió a ser el mismo, con el sorpresivo Alario por Teo? ¿Por qué hace un año que River da lástima y no puede reemplazar a ciertos jugadores?

"Fue Milton Casco el único que dio cierto alivio con respecto a la baja de uno de los campeones. O D'Alessandro el que volvió a hacer vivir el fútbol. Pero Pity Martínez, Viudez, Nacho Fernández -en menor medida pero tampoco demostró el nivel de la pretemporada-, Bertolo, Driussi, Domingo, Lucho, Mora -es otro el caso, ya que este bajó mucho el nivel- y Balanta no sirvieron como buen recambio este semestre. Además, fue Gallardo el que insistió en jugar con doble cinco, con Ponzio de zaguero central, el que sacó a D'Alessandro en el entretiempo de la ida de Octavos de Final, en el mismo partido donde Driussi y Domingo fueron titulares por sobre Alario".

"Aparte, no se entiende por qué el técnico tardó tanto en darle continuidad a Mayada, cuando es el único de los volantes por las bandas que rindió, o por qué no le da continuidad a Arzura, que tiene mejores cualidades para jugar como único volante central que Domingo. La falta de confianza en Pisculichi, que fue el mejor refuerzo que tuvo el Muñeco".

Foto: De Colombianos.
Foto: De Colombianos.

Sol Pieri

"Ganar todo no es tan dificil como mantenerse. Y River lo comprobó. Gallardo y los jugadores tuvieron un muy mal semestre que, si no tuvieran la espalda de los titulos conseguidos los ultimos dos años, sería un problema mucho más profundo. Haberlo ganado todo les provoco, quizas, relajarse y tambien falta de motivacion. Ademas, nunca se pudieron llenar los huecos que dejaron las salidas de Funes Mori, Kranevitter, Sanchez, Rojas. Gallardo tendrá que evaluar la situación de cada jugador durante el receso, y seguramente dejará ir a más de uno. Por parte de los dirigentes, tienen que esforzarse para traer buenos refuerzos y apuntar, principalmente, a ganar la Copa Argentina para clasificar a la Libertadores".

Gonzalo Méndez

"El mal semestre de River se basa en errores conceptuales de jugadores que se fueron y no pudieron ser suplantados, es decir jugadores que no fueron ni la sombra de los que se fueron. El River que supo ganar todo se desmanteló de a poco luego de ganar la Copa Libertadores. El equipo que salía de memoria perduró bastante, pero si la base no se mantiene con un nivel igual o superior al que se logran los éxitos, iba a terminar de derrumbarse. Las lesiones fueron otra problemática importante en semestre 20 lesionados en 24 partidos. Una estadística algo preocupante..."

Foto: Canchallena.
Foto: Canchallena.

Gladiola Madera

"River no pudo recuperarse del bajón del 2015. Después de un 2015 intenso en el que River disputó todo, vino la decadencia y la baja de juego fue notoria. El descanso y los refuerzos para el 2016, no pudieron sacar a los Millonarios del bache, y no es que los refuerzos hayan sido erróneos, el problema radica en una combinación entre cansancio mental y la falta de adaptación de los nuevos jugadores, a los que no les alcanzó un semestre y dos competencias para ponerse la camiseta River".

Jonathan Mastbaum

"Luego de un 2015 glorioso, con la obtención de tres títulos internacionales, el Millonario perdió jugadores claves y no pudo plasmar una identidad de juego en el primer semestre del 2016. El equipo de Marcelo Gallardo apuntó todos los cañones a defender el título de campeón en la Copa Libertadores. Pero tras un rendimiento aceptable en la fase de grupos, el club de Núñez quedó eliminado por un equipo de inferior nivel en octavos de final y se despidió del máximo torneo continental más rápido de lo que se había proyectado el cuerpo técnico. Con toda la atención en la Libertadores, River descuidó el torneo local jugando con suplentes y equipos alternativos, y quedó fuera de la pelea del mismo en las primeras fechas. Tanto en el campeonato como en la Copa, a Gallardo le costó encontrar un buen funcionamiento en el juego y eso se vio plasmado en los resultados".

"Es cierto que al Millonario se le fueron jugadores que fueron de mucha importancia en 2015, como Carlos Sánchez, Matías Kranevitter, Ramiro Funes Mori y Teófilo Gutierrez, entre otros. El rendimiento de los refuerzos que llegaron a mediados de 2015 y principios de 2016 no fue para nada bueno. Hubo varios que no pudieron acoplarse al estilo del entrenador ni lograron suplir la falta de los jugadores que emigraron. Para la próxima temporada, el Muñeco tendrá la difícil tarea de rearmar un equipo que esté a la altura del multicampeón de los últimos años y para eso deberá elegir bien los refuerzos, y decidir que jugadores del plantel seguirán formando parte del club a partir del semestre que viene".

Foto: LPM.
Foto: LPM.

Nicolás Kralj

"Dos años fantásticos fueron 2014 y 2015 para River Plate. Torneo Local y varias copas internacionales, incluyendo la deseada Copa Libertadores. ¿Porque entonces el primer semestre del 2016 fue tan pobre? A opinión personal, fue por falta de herramientas. Herramientas, sí. Herramientas con nombre y apellido. Carlos Sánchez, Ariel Rojas, Teófilo Gutiérrez. Matías Kranevitter y Ramiro Funes Mori. Nombres que Marcelo Gallardo logró acoplar para mostrar un fútbol ordenado y vistoso. Un plantel defensivo cuando se necesitaba, goleador cuando el partido lo pedía. Hablamos de estos jugadores como herramientas porque eran los que movían el engranaje del River multicampeon. Jugadores que debido a sus grandes actuaciones fueron codiciados por clubes con billeteras más gruesas que la de River. Fue imposible retenerlos. Jugadores que no pudieron ser reemplazados por una vasta danza de nombres y refuerzos".

"Camilo Mayada, Nicolás Bertolo, Gonzalo Martínez, Tabaré Viudez, algunos de los nombres que intentaron hacerlo. No funcionó. River no volvió a ser armónico dentro de una cancha. He ahí la falta de resultados. Noveno en el torneo local, eliminados en cuartos de Copa Libertadores. Sin duda, un fracaso para River. Estos “refuerzos” no estuvieron al nivel de los que se fueron o nunca entendieron lo que significa jugar en River. Sea cual sea el caso, las oportunidades se van esfumando. Gallardo ya avisó, “El plantel no será el mismo”. Habrá que esperar. Marcelo Gallardo supo armar un River que llegó a la final del Mundial de Clubes. ¿Podrá volver a hacerlo? Este redactor no tiene ninguna duda que sí. El DT mostró al mundo lo que es capaz. No por nada fue elegido el séptimo mejor director técnico del planeta. Solo de él y la dirigencia depende. Aceitar las herramientas que temes y acoplar las nuevas que llegaran. El mundo millonario confía en que Gallardo volverá poner a River en los círculos más competitivos del fútbol mundial".

Foto: Cadena 3.
Foto: Cadena 3.

Silvina Pérez

River tuvo un semestre para el olvido. El final de un ciclo que se terminó de cerrar con una derrota ante Arsenal por 2-1. El Millonario no pudo encontrar una idea de juego. La falta de refuerzos de jerarquía, más allá de la llegada de Andrés D´Alessandro, se notó en un equipo totalmente desorientado e impreciso. Este parate por la Copa América Centenario le servirá a La Banda para ponerse a punto y acertar en los refuerzos que puedan venir. Deberá mejorar para el próximo semestre para tapar esta pobre campaña que tuvo en la primera mitad del 2016. Además, habrá que enfocarse en ganar la Copa Argentina, que es el único boleto a la Copa Libertadores 2017".

Pablo Ochoa

"River tuvo un semestre flojo, porque le viene faltando desde hace mucho una pretemporada con mucho tiempo, noto que al equipo le falta laburo, y Gallardo por antecedentes (ya que en 2014 tuvo mucho tiempo de trabajo y así nos fue) es un entrenador que necesita tiempo de trabajo para aceitar las ideas de un equipo que juegue muy bien, en donde haya una defensa sólida, jugadores laterales que se complementen por las distintas bandas, para que los delanteros se preocupen por marcar goles. Creo que River tiene muy buenos jugadores en todas sus líneas (aún creo que los criticados como Pity, Bertolo, entre otros), son jugadores que le pueden dar mucho a River, pero sintieron el hecho de no tener nunca una pretemporada con mucho tiempo como necesita Gallardo, y el hecho de no tener un equipo aceitado y con trabajo, hace que la mayoría de los jugadores no tenga confianza y juegue mal el equipo".

Foto: Infobae.
Foto: Infobae.

Juan Lagos

"Un león enjaulado. Así se lo ve a River en el último tiempo. ¿Jugadores de calidad? Sobran. ¿Defensores de jerarquía? Sin dudas. ¿Delanteros sin piedad? La especialidad de la casa. Ahora la pregunta que se hace todo el mundo Millonario es por qué el barco manejado por Napoleón no encuentra su rumbo, por qué se grita y habla más de lo que se hace. Es hora de cambiar.  Los jugadores del campeón de América ya se van. Falta poco para que se cierre el círculo en el cual se embalsamó el grito sagrado de campeón otra vez. La génesis debe comenzar".