Se van agotando opciones

River busca reforzarse a través del mercado local. Sin embargo, o las pretensiones son muy altas o son intransferibles. Ya pasó más de un mes del cierre del campeonato, y nadie llegó a Núñez.

Se van agotando opciones
Gallardo, junto a Biscay y Buján en Ezeiza.

Este domingo, el plantel y cuerpo técnico encabezados por Marcelo Gallardo tomarán un avión e irán rumbo a Estados Unidos, más precisamente a Orlando, para continuar con la pretemporada que arrancó ésta semana, en el Predio de Ezeiza. Un listado de 24 jugadores que arrancó a trabajar, con una sola cara nueva, la de Giovanni Simeone, que culminó su préstamo en Banfield. El Muñeco había pedido a sus refuerzos antes del viaje a EE.UU. Sin embargo, hoy por hoy, no llegó nadie y las opciones que baraja la dirigencia se van dilapidando.

Caído lo de Luciano Lollo, uno de los mejores zagueros centrales del fútbol argentino que estaba al caer y hasta se había hecho la revisión médica, pero resultó mal y volvió a Racing. Es así que desde Núñez fueron a Vélez a preguntar por tres jugadores, de buen rendimiento en el Fortín: el arquero Alan Aguerre y los volantes Nicolás DelgadilloLeandro Desábato. Sin embargo, desde Liniers bajaron el pulgar.

Asimismo, River se movió por dos jugadores de Rosario Central: su lateral derecho Víctor Salazar, y el volante por derecha Walter Montoya, ambas figuras del sorprendente canalla de Eduardo Coudet. Sin embargo, el mediocampista fue decarado "intransferible" desde Rosario, y en charla con Última Jugada, expresó "estoy muy feliz de quedarme, estoy enfocado cien por cien en Central". Y por el defensor, Carlos Carloni, vicepresidente de CARC, sentenció en ESPN: "Hubo una oferta de River pero la desestimamos porque nos parece insuficiente". Por Salazar, el Canalla pedía 3 millones de dólares más el pase de Camilo Mayada (River sólo tiene el 55% de la ficha del uruguayo). El propio Chacho manifestó en Closs Continental que "Apuntamos al objetivo deportivo. Central no tiene necesidad de vender". 

¿Y arqueros? Infinidad de nombres pasaron en carpeta, y se fueron tachando uno por uno: Franco Armani seguirá en Atlético Nacional, Marcos Díaz seguirá en Huracán, el peruano Pedro Gallese fichó para Tiburones Rojos de Veracruz; y la última tratativa fue por Rodrigo Rey, figura en Godoy Cruz. En Núñez pensaban en un préstamo, pero desde el Tomba sólo lo largan si lo venden, y el precio es de U$S 3.000.000. Lo curioso es que Rey atajó en River, pero se fue libre en 2012 por falta de oportunidades. Así, Gallardo deberá conformarse por el momento con los juveniles de la casa, Augusto Batalla y Maximiliano Velazco.

Cada negociación que el Millonario inició en éste mercado, se fue cayendo. Los clubes del fútbol argentino, reacios a negociar a sus jugadores con el medio local. Los días van pasando, y nadie llega, y hasta pueden haber más partidas: la oferta de Lyon por Emanuel Mammana (que dejaría un buen dinero, pero en la defensa no hay recambio), la propuesta de San Lorenzo para llevarse a Leonardo Pisculichi y Tabaré Viudez (ambos con poco protagonismo éste año); y los canteranos que buscarán rodaje en otros equipos, como Pablo Carreras (Newell´s) y Abel Casquete (Quilmes). El primer amistoso será ante América de Cali, el 9 de julio. ¿Llegará alguien para entonces, para compensar tanta fuga y pases frustrados?