Para no perder ritmo

River disputó un amistoso informal ante San Telmo, en el Predio de Ezeiza. Ganó 2-0, con goles de Pisculichi y Andrade. Asimismo, ya entrenan con el equipo Marcelo Larrondo y Jorge Moreira.

Para no perder ritmo
Milton Casco fue titular esta mañana (Foto: Prensa River).

Luego de la gira por Estados Unidos y tres amistosos internacionales, el Millonario retomó el trabajo en Buenos Aires. La meta del plantel de Marcelo Gallardo es, claramente, llegar en óptimas condiciones para el próximo fin de semana, cuando enfrenten a Sportivo Rivadavia de Venado Tuerto por la Copa Argentina, el domingo 31 de julio a las 18 hs, en Formosa. Por lo tanto, para seguir sumando rodaje, se disputó esta mañana de sábado otro amistoso.

El rival fue San Telmo, equipo que juega en la Primera B Metropolitana. El lugar fue en el Predio de Ezeiza, donde entrena el primer equipo de River. Se jugó un partido de noventa minutos, pero dividido en tres tiempos de 30. Fue victoria riverplatense por 2-0, con tantos de dos enganches: Tomás Andrade y Leonardo Pisculichi.

Dos caras nuevas

Este sábado, entrenaron con sus nuevos compañeros Marcelo Larrondo, el delantero proveniente de Rosario Central, y Jorge Moreira, lateral por derecha paraguayo que estaba en Libertad de Asunción. River desembolsó por los dos futbolistas unos 5 millones de dólares. Ambos firmaron contrato hasta junio de 2020 y estuvieron entrenando en el margen del campo de juego. 

Moreira y Larrondo, con ropa de River (Foto: Prensa River).
Moreira y Larrondo, con ropa de River (Foto: Prensa River).

Con ellos, jugadores importantes pensando en lo que viene, ya son cinco los refuerzos: Enrique Bologna (arquero), Luciano Lollo (defensor central), Iván Rossi (volante/lateral por izquierda), Moreira (lateral por derecha) y Larrondo (delantero). Y queda por cerrar al defensor ecuatoriano Arturo Mina, quien está jugando en Independiente del Valle la final de la Copa Libertadores. Hay acuerdo, pero antes se debe resolver la salida de Tabaré Viudez, que aún ocupa un lugar de extranjeros, que debe quedar vacante sí o sí (lo más probable es que regrese a Nacional de Uruguay).