Las despedidas de los últimos multicampeones

Gabriel Mercado se suma a la lista de jugadores que se marcharon y fueron figuras del ciclo exitoso 2014-15. Repasamos los últimos encuentros de los referentes que River extraña.

Las despedidas de los últimos multicampeones
Las despedidas de los últimos multicampeones (Fotomontaje).

Faltaba casi nada para que termine el partido en Formosa. River ya había liquidado el pleito ante Sportivo Rivadavia de Venado Tuerto en el primer tiempo, aunque había tiempo para algo más: Iván Alonso provocó que el arquero Sánchez le cometiera penal, y le cedió el remate a Gabriel Mercado, y lo anotó. Un gesto más que elocuente: Gaby disputó su último partido en La Banda, ya que su próximo destino será Sevilla FC.

Este último año, hubo una fuga incesante de las figuras que llevaron a River a lo más alto de América, consiguiendo seis títulos entre 2014 y 2015. Así se despidieron de River:

Teo Gutiérrez

El controvertido colombiano, que llegó a River en 2013 de la mano de Ramón Díaz, se marchó tras la histórica victoria en el Mineirao ante Cruzeiro, que depositó al Millonario en la semifinal de la Libertadores 2015, con Teo como figura. Antes de irse con su Selección a disputar la Copa América Chile 2015, jugó ante Rosario Central, por la 14 fecha del Campeonato 2015, en el Monumental, el 31/05/2015. De hecho, Gutiérrez marcó un tanto, en la victoria 2-0 de River al Canalla (el otro fue de Camilo Mayada; y fue el día del regreso de Pablo Aimar). Después de ese partido, no volvió a calzarse la Banda y fue vendido a Sporting Lisboa.

Ariel Rojas

El Chino arribó a Núñez en 2012. Con momentos irregulares, se afianzó en 2014, cuando se adueñó de la titularidad en el sector izquierdo del mediocampo. Al igual que Teo, fue clave en la remontada contra Cruzeiro (asistió a Maidana en el segundo gol de ése 3-0, en un córner impecable), y terminó el semestre con confianza, pero decidió irse con el pase en su poder, a Cruz Azul. Su último partido en River fue el 7 de junio de 2015, en el empate 1-1 ante Olimpo, en Bahía Blanca, por la 15° fecha del Campeonato 2015.

Fernando Cavenaghi

Goleador. Capitán. Emblema. Ídolo. Campeón. En el ciclo Gallardo, no tuvo mucha participación en los títulos internacionales que cosechó el equipo (tuvo más protagonismo en el ámbito doméstico, cuando alcanzó los 112 goles oficiales en el club). A pesar de eso, el Torito tuvo un guiño del destino y fue titular nada menos que la final de vuelta de la Copa Libertadores 2015 (ya que Rodrigo Mora estaba lesionado) vs Tigres. Esa noche lluviosa del 5 de agosto de 2015 quedará grabada a fuego en el delantero, que en el segundo tiempo salió y recibió la ovación de todo el Monumental. Y cumplió su sueño, el de levantar el trofeo más importante de América. Despedida a lo grande, según él, ya definitiva de Núñez.

Ramiro Funes Mori

El Mellizo, caudillo y jugador de Selección Argentina, hizo un click en su carrera tras ése gol a Boca en La Bombonera, en el Final 2014, pero aún más con Gallardo, quien le dio una gran confianza y Ramiro aportó su fiereza defensiva con gol (de todas las maneras y ante cualquier rival, como en la mismísima final de la Libertadores contra Tigres). Tras ganar la Copa, River fue a Japón a disputar la Suruga Bank (que también se llevó) y luego, el compromiso ante San Martín de San Juan, en el Antonio Vespucio Liberti, en la 20° fecha del torneo 2015, el 17/08/2015. Esa tarde, los jugadores presentaron ante la gente las Copas ganadas (Libertadores y Suruga), aunque fue derrota por 1-0 ante el cuadro sanjuanino; caída lógica, dado el trajín. Fue la última presentación de Ramiro, ya que Everton de Inglaterra puso 9 millones de euros.

Carlos Sánchez y Matías Kranevitter

El uruguayo tuvo el mejor año de su carrera en 2015, con sólo decir que marcó goles en las tres Copas que River ganó el año pasado (Recopa, Libertadores y Suruga Bank) y que fue pre-nominado al Balón de Oro. El volante por derecha, en su segunda etapa en el Club, la descosió y fue el tractor del medio, con muchísimo gol. A su vez, Krane, tucumano que se moldeó en las Inferiores del Millonario, se ganó la 5 a puro quite y visión de juego. Ambos disputaron su último juego en River nada menos que el 20 de diciembre de 2015, la final del Mundial de Clubes ante Barcelona en Japón, en la derrota 3-0.

No obstante, tuvieron diferentes salidas, ya que Sánchez se marchó libre a Rayados de Monterrey, mientras que Kranevitter había sido vendido a Atlético de Madrid a mitad de año (ahora, juega en Sevilla y será compañero de Mercado).

Marcelo Barovero y Leonel Vangioni

Trapito, el capitán durante el ciclo Gallardo y uno de los arqueros más determinantes de la historia de River. Llegó en 2012 y se adueñó del arco y se ganó la gratitud del riverplatense. Piri, quien comenzó su historia en La Banda en 2013, también obtuvo una idolatría por su inmenso esfuerzo como lateral izquierdo. Los dos coincidieron en su adiós de Núñez, en el Monumental, por la 15° fecha del Torneo de Transición ´16, ante Gimnasia de La Plata, el 14 de mayo pasado. Ganó River 1-0 (gol de Alonso), pero el resultado fue anecdótico, ya que la gente fue a despedir a Barovero y Vangioni, en una jornada nostálgica y de lágrimas. Ambos se fueron libres (el arquero a Necaxa y el lateral a Milán).

Gabriel Mercado

Otro de la camada 2012. Parecía que se quedaba, tras romper su preacuerdo con Rayados y sumarse la pretemporada. Sin embargo, sólo fue un formalismo, dado que desde Europa lo vinieron a buscar: Jorge Sampaoli lo quiere para reforzar el lateral derecho de Sevilla, y escogió al 4 de la Selección Argentina, que jugó la Copa América Centenario, y fue gran responsable de los gloriosos 2014 y 2015 en Núñez. Se despidió de River con un gol en la Copa Argentina, a Sportivo Rivadavia, el onceavo que gritó en La Banda, este 31 de julio.

Una baja más que sensible. Como la de Barovero, la de Vangioni, la de Ramiro, la de Kranevitter, la de Sánchez, la de Rojas, la de Cavenaghi, la de Teo. En menos de un año, se fueron nueve pilares multicampeones, por distintos motivos, sean económicos o personales. El nuevo River, cada vez, con menos referentes. ¿Cómo reemplazarlos? Menuda tarea para Gallardo.