Alario más uno

El conjunto millonario va por la Copa Argentina, necesaria para ingresar a la Copa Libertadores 2017. Para ganar, se necesitan goles. Para hacer goles, se necesitan delanteros. En River, estos, le arman un hermoso lío a Gallardo.

Alario más uno
Alonso, Larrondo, Alario, Driussi y Mora.Cinco peleando por dos puestos. Hermoso lio para Marcelo Gallardo. Foto: Nicolás Kralj

La delantera de River Plate contó históricamente con animales del área. Gonzalo Higuain, Radamael Falcao, Hernán Crespo, entre otros. Hoy, Marcelo Gallardo cuenta en su plantel con cinco delanteros delanteros extraordinarios. En esta nota intentaremos describir las características de cada uno.

Lucas Alario: El chico proveniente de Colón tuvo una llegada a River un poco complicada. Un estudio físico no había dado los resultados correctos. Que venía, que no venía. Finalmente la decisión fue, sin ninguna duda, la correcta. Lucas no para de responder con goles. Y no en cualquier partido. Semifinal y final de Copa Libertadores, semifinal del Mundial de Clubes y Final de la Recopa Sudamericana, entre otros. Hoy, es el único delantero inamovible a consideración del director técnico. Sus actuaciones tuvieron su merecido fruto. En 41 PJ, 20 goles.El “Pipa” fue convocado por primera vez a la Selección Argentina para disputar las eliminatorias a Rusia 2018 contra Uruguay y Venezuela.

Sebastián Driussi: El juvenil de las inferiores de River venía siendo una fija en el banco de suplentes. Marcelo Gallardo lo considera un jugador multifuncional, aunque sus actuaciones no terminaban de convencer. Durante la última pretemporada Seba se ganó la titularidad y responde con goles. Hoy, es el compañero de Alario en el once inicial. Lleva dos goles este semestre y en alza.

Rodrigo Mora: El uruguayo llegó a River de la mano de Matías Almeyda y se metió al hincha en el bolsillo luego de convertirle a Boca en varios partidos seguidos. Durante 2014 fue cedido a la Universidad de Chile ya que Ramón Díaz no lo tendría en cuenta. Volvió al club ese mismo año y se convirtió en una pieza indispensable en River para la obtención de sus últimos títulos. Hasta el campeonato pasado el uruguayo era titular indiscutido. Cabe recordar que el charrúa amagó en varios mercados de pases con emigrar. Nunca se concretó. Quizás, ahora desde el banco, su próxima decisión no sea la de quedarse.

Iván Alonso: El uruguayo de 37 años llegó a River en 2015 a pedido de Marcelo Gallardo. El hincha no sabía que pensar. ¿37 años? ¿No es un poco grande? El centro delantero cambio el pensamiento de todos desde el primer momento que pisó la cancha. Dueño de un físico privilegiado, un cabezazo temible y de una zurda impecable, sumado a un juego aéreo fantástico demuestran día a día que todavía tiene pilas. Lleva 6 goles en River. Hoy, es el primer reemplazante de Alario.

Marcelo Larrondo: Llegó con una pequeña lesión desde Rosario Central en un pase tumultuoso que generó discordia entre ambos clubes. Apenas concretó minutos en cancha en la goleada frente a Banfield. Sus pergaminos son fantásticos. En Rosario demostró ser un jugador distinto, de categoría. Aunque en River, los pergaminos no valen mucho si no los demostrás. De él depende. Hoy, arranca desde el banco ya que el cuerpo técnico no desea comprometer su físico. ¿Y al momento que llegue a su plenitud física? ¿Seguirá en el banco? Sólo Marcelo Gallardo lo sabe.