En casa manda el “Patrón”

River perdió el segundo puesto y el invicto en Paraná. El “millonario” empezó ganando, pero de a poco se fue desinflando y no pudo aguantar el resultado. Marcelo Gallardo terminó el encuentro enfurecido.

En casa manda el “Patrón”
River no pudo con Patronato en Paraná. El equipo no supo cerrar el partido y perdió en el último minuto. Foto: Perfil.

River fue de mayor a menor en su visita a Paraná. Los dirigidos por Gallardo perdieron 2 a 1 en su visita a Patronato, perdiendo su invicto y el segundo puesto.

En los primeros minutos, River dominaba el partido. Sebastián Driussi había tenido una clara chance de gol apagada por Bértoli. A pesar de esto, en la segunda chance, a los 6 minutos del primer tiempo, el juvenil convirtió el primero y parecía que River iba por más. El conjunto millonario dominaba, pero no podía alargar el resultado. Terminando el primer tiempo Patronato iba emparejando el juego y Gallardo, con un rostro que no sabe mentir, no aprobaba el juego de sus dirigidos. Finalizaba la primera mitad.

El segundo tiempo inicio y River no tenía el ritmo del primero y Patronato, quien sí salió decidido, empato el partido a los 9 minutos a través de un cabezazo de Gabriel Vargas. El Millonario perdía su ventaja. El resto del partido fue un conjunto de idas y vueltas de ambos equipos, aunque sin suerte para ninguno. Al minuto 45, en una jugada conflictiva ya que el Patrón debía devolver la pelota, llegó el segundo gol. Centro desde la izquierda y gol de cabeza de Lucas Márquez para imponer el resultado final.

Patronato, con esta victoria, logra salir de los puestos de descenso y respira más tranquilo. Los de Rubén Forestello consiguieron su primera victoria en lo que va del Torneo de la Independencia 2016/2017.

River sufre lo que viene siendo un karma desde hace un tiempo, no saber cerrar los partidos. Algo que Gallardo deberá replantearse de cara al futuro. Los nervios de River hoy hicieron que Denis Rodríguez se fuera expulsado y que el equipo se llenara de amarillas. Algo que no puede volver a pasar. 

Los goles