La Crema está a punto

River se enfrentará el sábado a partir de las 20 hs a Atlético Rafaela, en el Estadio Monumental. El equipo santafesino es una de las sorpresas del torneo local y está en la novena posición.

La Crema está a punto
El equipo del Chocho Llop lucha por evitar el descenso al Nacional B. Foto: Pagina central.

River viene de perder insólitamente ante Patronato de Paraná, como visitante, por 2-1 y desperdició la oportunidad de quedar a dos puntos del primero del campeonato argentino, Estudiantes de La Plata. Por ese motivo, el próximo día sábado estará obligado a ganar en el Estadio Monumental, pero el equipo que entrena, Marcelo Gallardo, no la tendrá fácil ante Atlético Rafaela, por la séptima fecha.

La Crema actualmente es una de la revelaciones que tiene el torneo local, y con un plantel de bajos recursos y jugadores, que no son de renombbre, se coló en el noveno puesto del torneo, con diez puntos, tán solo a uno del Millonario y a seis del líder.

El conjunto que diríge tácticamente Juan Manuel Llop, viene de superar, como local, a Racing Club por 3-2. También en el Estadio Monumental de Rafaela le ganó a Temperley por 1-0 y empató con Rosario Central sin abrir el marcador. Además como visitante superó a Gimnasia de La Plata por 1-0, y perdió versus San Lorenzo por 2-1, y frente a Atlético Tucumán por 1-0. 

A pesar de la buena campaña, Atlético Rafaela permanece en zona de descenso al Nacional B y se encuentra a 11 puntos del último equipo que divide por tres temporadas que permanecería en la máxima categoría del fútbol argentino, precisamente Quilmes. También ha quedado eliminado de la Copa Argentina por Rosario Central, en los 16 avos de final.

Entre sus mejores jugadores se encuentran los delanteros, Lucas Albertengo y la máxima promesa de sus divisiones inferiores, Marco Borgnino, quién tiene 18 años, y es el goleador del equipo con tres tantos, de los cuáles dos se los convirtió a Racing y uno se lo hizo a Gimnasia.

River se enfrentará a un equipo que no le será fácil, y que buscará dar el batacazo en el Monumental, no solo para intentar salir de la zona de descenso, sino que también para prenderse en la lucha por el primer puesto del torneo local.