Cosecha lo que siembra

River jugó mal y cayó derrotado ante Newell´s por la mínima en el Coloso Marcelo Bielsa. El equipo de Gallardo no encontró el partido en ningún momento y se aleja de los primeros puestos. Los de Osella, con una merecida victoria, comparte el segundo puesto con San Lorenzo.

Cosecha lo que siembra
River Plate volvió a perder y se aleja de los primeros puestos del campeonato. El equipo de Gallardo no encontró el partido en ningún momento. Foto: FotoBAIRES.

Un partido para el olvido para el plantel de Marcelo Gallardo que no supo en ningún momento como jugarle a Newell´s. El Coloso Marcelo Bielsa fue testigo de la justa victoria de Newell´s ante River Plate y se posicionó en la segunda posición del Torneo de Primera División, con 21 puntos, quedando La Banda con 16. El puntero, cómodo es Estudiantes, con 26 unidades.

El primer tiempo fue todo del equipo rosarino. River salió a jugar sin Ponzio, por acumulación de amarillas, y sin Maidana y Casco por lesiones. Una formación atípica del medio para atrás que jamás supo coordinar. Newell´s jugó mejor y atacaba. La ventaja se hacía esperar por la figura de Augusto Batalla, el único aprobado, quien detuvo varias situaciones de gol de los locales. Los últimos 5 minutos River se acordó que debía atacar, pero el primer tiempo ya había finalizado.

En el segundo tiempo River salió más decidido, pero sufriría un penal en contra, mal cobrado, por Silvio Trucco. Camilo Mayada debió cruzar a Maxi Rodríguez, quien ganó las espaldas de Mina y Martinez Quarta. Trucco vio una mano donde no hubo y Nacho Scocco cambio por gol. El resultado estaría sellado. El Millonario intentó con más corazón que ideas llegar al empate, pero no pudo. El equipo de Marcelo Gallardo vuelve a perder y se aleja del sueño del campeonato.

Párrafo aparte cabe aclarar que el partido estuvo detenido casi 10 minutos por pirotecnia e hinchas colgados del alambrado. Pareciera que Rosario no cumple las mismas leyes que otros lugares. Los operativos policiales son inútiles y da la sensación que APreViDe, tan responsable en los últimos tiempos, no sabe llegar a la ciudad santafesina.