Momentos decisivos

El Millonario jugará ante Huracán este fin de semana, pero luego vendrán dos clásicos y la semifinal de la Copa Argentina. Una agenda durísima.

Momentos decisivos
En San Juan, River va por la final (Foto: Copa Argentina).

En tres semanas, River se juega gran parte del año. El objetivo es tratar de sumar la mayor cantidad de puntos en el torneo para no quedar tan rezagado en la lucha por el Torneo de la Independencia, pero sin duda, todos los cañones apuntan a la Copa Argentina.

Clasificar a la Copa Libertadores 2017 se convirtió en una obsesión para el River de Gallardo, que en este 2016 se dio el gusto de levantar y ser bicampeón de la Recopa Sudamericana, pero el saldo es negativo haciendo un balance general: mal primer semestre, quedando 9° en la Zona 1 del Torneo de Transición (y así, sin chances de jugar la Sudamericana 2017) y eliminado en 8vos de final de la Libertadores, la corona que defendía, a manos del Independiente del Valle de Arturo Mina.

Ahora bien, La Banda quiere dejar atrás la derrota ante Newell´s en Rosario y volver a sumar de a tres en el campeonato, porque lleva tres fechas  sin lograrlo. El rival que viene por la 11° jornada del certamen es Huracán, con quien River tuvo una maldición durante 2015.

Luego del partido del domingo ante el Globo, al Millonario buscará la final de la Copa Argentina, cuando se enfrente el jueves 1/12 en el Bicentenario de San Juan a Gimnasia de La Plata. La gran chance de, por primera vez en su historia, llegar a una definición en este certamen, en el cual sólo le sirve campeonar si quiere jugar la Libertadores del próximo año.

En la semana siguiente, River visitará a Avellaneda para medirse ante Independiente, en uno de los clásicos más añejos del fútbol argentino. El Millo sólo ganó tres partidos en todo 2016 de visitante (Trujillanos, Olimpo y Talleres), por lo que será una buena oportunidad de cortar la mala racha, y de seguir estirando el historial.

Y tras la visita al Rojo, se vendrá la 13° fecha y el tercer Superclásico oficial de 2016, ante Boca Juniors, en el Monumental. Boca lleva dos clásicos sin perder en Núñez, y los de Gallardo busarán una gran alegría de fin de año, sabiendo que un éxito contra el Xeneize daría un plus anímico muy significativo. Se vienen cuatro partidos importantísimos para terminar el año con las metas cumplidas.