La dupla letal

Sebastián Driussi y Lucas Alario llevaron a River a una nueva final. Un dúo que se afianzó de tal manera que anotaron 20 de los 31 goles del equipo en lo que va del semestre. Goles garantizados.

La dupla letal
Driussi y Alario, romperredes (Fotomontaje).

Durante el ciclo de Marcelo Gallardo, quien se prepara para dirigir su octava final siendo técnico de River, han pasado varias buenas duplas en el ataque. La primera fue con Teo Gutiérrez junto a Rodrigo Mora, que se mantuvo durante la Sudamericana 2014 y siguió en la Libertadores 2015. En el ámbito local, el Muñeco apostaba por el eterno goleador Fernando Cavenaghi, acompañado de un juvenil como Lucas Boyé y esporádicamente, Gio Simeone. Ya en la segunda mitad de 2015, jugaban Rodrigo Mora junto a Lucas Alario, y en la 1° parte de 2016, Mora perdió el puesto al Flaco lo terminó junto a Iván Alonso. Sin embargo, ninguna dupla rindió como la actual: Lucas Alario y Sebastián Driussi se complementan de tal manera que, más allá del nivel irregular del equipo, no tienen altibajos.

Sólo en cinco de los 18 partidos de la temporada (ida Santa Fe, Estudiantes de San Luis, Talleres, Rafaela y Newell´s) no hubo goles de ninguno.

Los números que cosechan entre ambos son sorprendentes: jugaron los 18 partidos de River en el semestre, siempre de titular ambos, y juntos celebraron 20 goles, de los 31 que registra el Millonario en la seguda mitad de 2016. Es decir, el 64,5% del total, entre sólo dos jugadores.

El nivel sobresaliente de Driussi es lo que lleva a esta gran estadística: el juvenil está demostrando todo su potencial y es, sin duda, la gran figura del equipo. Lleva 11 tantos en 18 juegos, lo que lo convierte en el máximo artillero riverplatense del semestre. Sus víctimas fueron Independiente Santa Fe en la Recopa; Unión y Gimnasia LP en la Copa Argentina; Banfield, Vélez (2), Defensa y Justicia (2), Patronato, Arsenal y Huracán en el campeonato doméstico, del cuál dicho sea de paso, es el goelador absoluto con ocho tantos. Lo respaldaron renovándole su contrato y siendo fija en el equipo finalista de la Copa Argentina 2016. Además, es de los pocos sobrevivientes desde que Gallardo agarró al equipo, allá por 2014.

Marcaron juntos vs Santa Fe (vuelta), Banfield, Vélez, Unión y Gimnasia.

El caso de Alario es distinto. El Flaco,quien supo ganarse un lugar en la Selección Argentina, está más bajo en su rendimiento de lo que venía mostando. Dejó la vara tan alta que es raro verlo errático, aunque poco sirve destacar eso si lleva nueve tantos en 18 encuentros. En la Recopa también facturó ante Santa Fe, y es el goleador del equipo en la Copa Argentina, con cuatro tantos marcados, a Sportivo Rivadavia, Arsenal, Unión y Gimnasia de La Plata. En el torneo, acumula cuatro gritos, ante Banfield, San Martín de San Juan, Vélez y Estudiantes de La Plata. Asimismo, es el goleador de 2016 para River, con 18 festejos y contando.

Dos delanteros jóvenes, ganadores y con un gran futuro por delante. Que llevan a River a un paso de jugar la Libertadores 2017 y obtener una nueva estrella en La Banda. Que se afianzaron y no se cansan de festejar