Otro bache en el camino

River Plate sufrió la falta de sus delanteros principales y cayó por 2 a 1 ante San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro. El equipo de Marcelo Gallardo no tuvo ideas para superar la valla rival. El único gol fue convertido por Sebastián Driussi, de penal, minutos antes de retirarse lesionado.

Otro bache en el camino
River Plate sufrió la falta de sus delanteros y cayó por 2 a 1 ante San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro. FOTO: La Nación.

River Plate llegaba al Nuevo Gasómetro sin Lucas Alario ni Jorge Moreira. Para colmo de males, Sebastián Driussi, el goleador del campeonato se retiró lesionado en el primer tiempo. El Millonario perdió la chance de ser puntero por lo menos unas horas, aunque sigue siendo segundo y a un solo punto de Boca, por lo menos hasta esta tarde.

El inicio del encuentro mostró a dos equipos que salieron, primero que nada, a medirse. Tanto San Lorenzo como River Plate toqueteaban la pelota en el medio del campo sin acelerar. Sin embargo, a los 12 minutos la defensa del visitante se dormía y saliendo de un lateral, Nicolás Blandi recibía solo en el área y con una volea, al mejor estilo fútbol playa, vencía a Augusto Batalla y ponía en ventaja a San Lorenzo.

Solo cinco minutos duró esta ventaja, ya que, en un remate de Gonzalo Martínez, Marcos Angeleri extendería su mano dándole un penal, correctamente cobrado por Darío Herrera, al Millonario. El goleador Sebastián Driussi lo cambiaría por gol para empatar el encuentro. El mismo, Driussi, debió salir reemplazado minutos después luego de una autolesión tras resbalar en un campo de juego, que desde el principio se notaba exageradamente blando.

El encargado de reemplazarlo fue Iván Alonso, quien viene de una lesión que lo dejó relegado de fútbol las últimas tres semanas. Desde el empate, el local le cedió a la pelota a River Plate, quien no llegó demasiadas veces, pero cuando llegó, estuvo cerca de ponerse en ventaja. El Ciclón también tuvo las suyas, sin embargo, no pudo convertir y el entretiempo llegaba con paridad en el resultado.

El segundo tiempo no cambió el trámite de juego. River tenía la pelota y San Lorenzo buscaba el contragolpe y cortaba el circuito del visitante con faltas. A los 10 minutos, Augusto Batalla cometería, otra vez, un gravísimo error. Tras un centro de Belluschi, el joven arquero despejó mal, rebotando la pelota en Paulo Diaz y entrando en el arco millonario. Ventaja para San Lorenzo, que desde aquí solo defendió.

River Plate tuvo la pelota todo el resto del encuentro, sin embargo, se notó demasiado la falta de Lucas Alario, Sebastián Driussi e incluso Rodrigo Mora. Sin ideas, sin juego, River volvió a ser el de los pelotazos sin sentido y sin destinatario claro, aunque tuvo una chance clara con Carlos Auzqui, y luego con Alonso, dilapidadas. Otra oportunidad desaprovechada por los de Marcelo Gallardo, que, aun así, por lo menos hasta esta noche, siguen segundos y un punto del líder Boca. 

Los goles


Share on Facebook