Balance millonario

El equipo de Marcelo Gallardo, de no tan buen rendimiento pero coronado en el 2016 y con un gran fútbol pero sin coronar en el Torneo, pasó por otro semestre y en VAVEL.com lo analizamos.

Balance millonario
'Pity', Driussi y Moreira, festejan el gol de Alario en la Bombonera. FOTO: Archivo.

Cuando el torneo comenzó, allá por agosto del 2016, River tenía un sólo objetivo: entrar a la Copa Libertadores del 2017. Pero como el campeón del Torneo se definiría recién en el otro año, la única opción que quedaba en ese entonces era obtener la Copa Argentina. 

En las primeras fechas de este mismo torneo que culminará esta tarde, River era de los candidatos a quedarse con el título, estuvo cerca de la punta que dominaba con poder Estudiantes de La Plata y luego, cerca del final de año cayó algunos puestos por dedicarse a la Copa. Así fue como perdió partidos importantes como Boca en el Monumental, Independiente de visitante o también el empate con Estudiantes en Parque Patricios. Sin redundar demasiado, el objetivo pasaba a estar en la Copa Argentina.

Puso el pasaporte al día

Tras la dura derrota por 4-2 en el Monumental y sobreviviendo a algunos errores de Batalla ante Rosario Central en Córdoba -donde se disputó la final de la Copa- River pudo obtener otro logro que le permitía cerrar el año de la mejor manera y como decía ante la cargada a Boca, con el pasaporte al día, dando a entender que el clásico rival, a pesar de ir puntero del Torneo no podría participar de la Libertadores.

Durante la Copa Argentina, River viajó a San Juan, Mar del Plata, Formosa y distintas provincias/ciudades del país para obtener el objetivo. Ningún rival pudo ponerlo nervioso, salvo Central en la final. El partido terminó en un épico 4-3 con tres de Alario y uno de Alonso que entró a 'salvar las papas'.

Así festejaba el Millonario que días después recibiría la agradable noticia de que Gallardo, artífice de los campeonatos logrados, se quedaría un año más en el club.

Buen comienzo en la Copa, la obsesión millonaria

Con el torneo en marcha, River emprendió la primera parte del año con el objetivo entre ceja y ceja, la Libertadores. En el estreno, fue a Colombia donde venció al DIM por 3-1 y demostró tener jugadores para el sueño que todavía sigue en pie. Durante la fase de grupos, River fue creciendo, no solo en lo internacional sino que también en el Torneo. El rendimiento de Driussi-Alario en la delantera se potenciaron más que nunca, la defensa con Martínez Quarta y Maidana se tornaba impasable y la combinación Nacho-Rojas dio el último toque para un "River Premium".

Del grupo 3, terminó primero con 13 unidades y fue el cuarto mejor primero. Sólo perdió un partido (2-0 vs. DIM) pero su clasificación a Octavos, donde se medirá con Guaraní el 4 de Julio, no corría riesgo alguno.

Torneo: Puntos perdidos, baile a Boca y segundo puesto

Cabe destacar que el objetivo principal no era el Campeonato de la Independencia. Sin embargo, el nuevo formato que otorgaba la Copa, permitió que River se acercara e ilusionara con la obtención del mismo. 

Los puntos perdidos ante Unión, Sarmiento, Central y San Lorenzo hicieron que el campeón fuera Boca Juniors, equipo que estaba puntero desde la fecha 13 pero ante el buen rendimiento que mostraban los del "Muñeco" y sus no convincentes actuaciones corrió el riesgo de perder la punta. Cosa que no sucedió.

Párrafo aparte en esta historia tiene el 3-1 en la Bombonera, donde Martínez, Alario y Driussi pasaron a ser inmortales dejando desnuda a la defensa de Boca y quedando a cuatro puntos del líder pero con un partido menos que el resto. 

Como conclusión final, River marcó una diferencia notable al resto en cuanto a fútbol pero no pudo consagrarse en el Torneo. Obteniendo el segundo lugar en esta competencia, logra el objetivo de estar en la Copa Libertadores 2018. Por ahora, está en Octavos de la edición actual del certamen continental y buscará reforzarse de la mejor manera para obtenerla como en el 2015. 

¡Por otro semestre de buen fútbol, del fútbol que juega River y que este venga acompañado de más logros de la mano de Gallardo!