Debut irregular

Enzo Pérez tuvo su presentación oficial en el Millonario, donde sólo dio algunos pincelazos. Asimismo, Germán Lux volvió al arco millonario y dejó dudas.

Debut irregular
Pérez mostró poco (Foto: La Nación).

Se cumplió el objetivo, nada menor: que River clasifique a los cuartos de final de la Copa Conmebol Libertadores, tras el empate en uno ante Guaraní en el Monumental, aprovechando el 2-0 en la ida en Asunción. El Millonario está entre los ocho mejores de Sudamericano, aunque faltó la cuota del buen juego.

Fue titular con la dorsal 24 el volante Enzo Pérez, motivo por el cual Marcelo Gallardo cambió el dibujo táctico, apostando por un 4-3-2-1, sacando a un delantero (Ignacio Scocco), y el ex Estudiantes se movió por la izquierda, pero tampoco se acopló en el esquema y muchas veces pasó desapercibido. En el comienzo del partido, se mostró, sacándose jugadores de encima y encarando en velocidad, aunque no estuvo del todo cómodo y el equipo no lo acompañó. En el primer tiempo, tuvo su mejor jugada, entrando al área y dejándole una chance clarísima a Ignacio Fernández entrando solo por el segundo palo, pero Nacho la tiró afuera.

En el complemento, recibió algunos foules y no mucho mas, no participó en más chances de ataque ni en la recuperación de la pelota, y lo reemplazó Nacho Scocco, recibiendo aplausos del Monumental. Tras el cotejo, Enzo reconoció que le pesó el hecho de que hace más de 60 días que no jugaba, desde que terminó la Liga BBVA con Valencia: "Hace dos meses y medio que no juego un partido oficial, que tuve más de 60 días de vacaciones. soy consciente que me falta ritmo y que puedo dar mucho más".

Por otro lado, volvió al arco Germán Lux, que le ganó la pulseada a Augusto Batalla durante la pretemporada. No jugaba en River desde el 12 de octubre de 2006, en un empate ante Atlético Paranaense en la Copa Sudamericana ´06. Poroto no fue exigido en demasía, pero no estuvo firme: tapó un remate de afuera sin dar rebote, pero en el gol de Palau dio una floja respuesta, y encima en el segundo tiempo, con el partido 0-1, salió innecesariamente y casi pierde la pelota en un lugar y momento muy sensibles del cotejo. En otra jugada, quedó se resbaló en el área chica luego de un error de cálculo Javier Pinola y un mano a mano de Chávez que no fue gol (y empate de la serie) de milagro. Se lo notó falto de ritmo y particularmente inseguro para salir a cortar centros. También hay que decir que toda la defensa tuvo una mala noche. Así y todo, Lux deberá tener mejores actuaciones para ganarse el puesto.

Lux comandando (Foto: Olé).
Lux comandando (Foto: Olé).