Copa Argentina: Atlanta en cuartos

River ya conoce a su próximo rival por la Copa Argentina, que será Atlanta. El Bohemio, que juega en la B Metropolitana, dio la sorpresa y eliminó a Belgrano de Córdoba al imponerse por 2-1.

Copa Argentina: Atlanta en cuartos
Cavenaghi festejando su triplete al Bohemio en el 7-1 de 2011 (Foto: LPM).

La Copa Argentina, desde sus comienzos, ha representado un hueso duro de roer para los equipos de Primera División, a los cuales les cuesta y mucho demostrar que son de una categoría superior cuando les toca enfrentarse en terreno neutral a un elenco del ascenso. Y en esta edición, las sorpresas estuvieron a la orden del día: en cuartos de final, el único de los grandes en carrera es River, y de los ocho equipos sobrevivientes, dos juegan en el ascenso: Deportivo Morón y Atlanta.

Este lunes, otro elenco de la Superliga le dijo adiós al sueño copero: Belgrano cayó por 2-1 ante Atlanta. El Bohemio, en cancha de Unión de Santa Fe, se impuso con tantos de Adrián Martínez y Fabricio Pedrozo, y en la siguiente fase se las verá ante River.

El equipo de Villa Crespo, en los 32avos de final, ya se había cargado a otro equipo de la A, San Martín de San Juan (3-0), en los 16avos superó 3-1 a Pacífico de General Alvear (que había dejado en el camino a Estudiantes de La Plata) y ahora, 2-1 a Belgrano por los octavos.

Atlanta, dirigido Francisco Berscé, disputa la Primera B Metropolitana, y en esta temporada, al cabo de cinco partidos jugados, acumula 10 puntos y en la fecha pasada igualó 1-1 ante Tristán Suárez, uno de los punteros junto a Platense (16).

Siempre candidato para subir a la B Nacional, donde no juega desde la temporada 2011/12, donde se topó con el River de Matías Almeyda: en la primera rueda, el Millo goleó 7-1 al Bohemio en el Nuevo Gasómetro, pero en la segunda rueda, en Vélez, derrotó a La Banda por 1-0, con un golazo de Lorefice.

Sueña con volver a ganar un título, como cuando se consagró de la Copa Suecia 1958, un trofeo oficial de AFA. En esta Copa Argentina, todo es posible y los dirigidos por Gallardo se medirán ante un cuadro que quiere seguir haciendo historia y sueñan con el boleto a la Copa Libertadores 2018, que no discrimina categorías.