River Plate, por fallos propios y ajenos, eliminado de la Copa Libertadores

En un encuentro lleno de goles, polémicas arbitrales y la mala utilización del VAR, River Plate perdió 4 a 2 contra Lanús en La Fortaleza y quedó eliminado de la Copa Libertadores en semifinales. Ahora, el equipo del sur espera por el vencedor entre Gremio y Barcelona de Ecuador, que jugarán el encuentro de vuelta el día de mañana.

River Plate, por fallos propios y ajenos, eliminado de la Copa Libertadores
Los jugadores se retiran luego deuna serie para el olvido. Errores propios y ajenos dejaron a River fuera de laCopa. FOTO: Web

Espantosa actuación de Wilmar Roldán y toda su terna. River Plate perdió 4 a 2 contra Lanús en el estadio Néstor Díaz Pérez y quedó afuera en semifinales de Copa Libertadores. Los dirigidos por Marcelo Gallardo dejaron ir una ventaja de 2 a 0 y Lanús, que golpeó en los momentos justos, tuvo la entereza para darle vuelta. Algo que no se puede pasar por alto es el fracaso de la implementación del VAR, ya que, si la tecnología está en manos ineficientes o inescrupulosas, se toman decisiones que terminan beneficiando/afectando a uno de los equipos disputantes e incluso a los dos, algo inaceptable en una semifinal de Copa Libertadores. Lanús, finalista de este certamen por primera vez en su historia, espera por el vencedor entre Gremio de Brasil y Barcelona de Ecuador.

En el inicio del partido el local demostró que saldría a buscar el empate haciendo fuerte en su estadio. En el primer cuarto atacó constantemente el arco de Germán Lux, sin embargo, en un contrataque de River, Diego Braghieri derribaba en su área a Ignacio Fernández. Ignacio Scocco cambiaba la pena máxima por gol. Tan solo 4 minutos después, tras un centro de Gonzalo Martínez y un despeje impreciso de Esteban Andrada, Gonzalo Montiel ponía el segundo para el Millonario. Desde aquí, todo parecía cuesta arriba para Lanús. Incluso en 40 minutos, hubo una mano clarísima de la cual correspondía otro penal para River, sin embargo, no fue cobrada ni fue solicitado el VAR. A la salida de esta jugada, en un ataque aislado, Lanús armaba una buena jugada y José Sand, con un fuerte remate, convertía el descuento para el Granate antes del descanso.

 En el complemento, apenas en un minuto de juego, Sand volvía a marcar y empataba el partido, aunque todavía el pase seguía siendo de River. El conjunto de Marcelo Gallardo seguía atacando sin encontrar el gol y los 16 minutos el Granate encuentra de contragolpe el tercero en el pie de Lautaro Acosta. River se durmió y estaba a un gol de ser eliminado y aquí es donde todo se descontroló. Cuayro minutos después hubo un penal claro de Gonzalo Montiel sobre el delantero de Lanús, sin embargo, el árbitro no lo vio, pero en esta ocasión si pidió el VAR y sancionó la pena máxima en contra de River. Injusticia total. River salió a atacar furioso, pero sin ideas y no pudo obtener la ventaja que necesitaba para pasar y quedó eliminado.

Mas allá de los gravísimos errores arbitrales que son inconcebibles en estas instancias de un certamen internacional, el VAR llegó a América para tratar de poner justicia y justamente hoy hizo todo lo contrario, beneficio a uno perjudicando a otro. También sería injusto no analizar el rendimiento de River, que pasó de ganar 2 a 0 a perder 4 a 2. ¿Desconcentración? ¿Se confió? Sea cual sea la razón, es algo que no puede suceder en un equipo que quiera pelear este tipo de competiciones.