Últimos triunfos Millonarios

River y Boca se vuelven a enfrentar en una nueva edición del Superclásico. Este domingo a partir de las 18.05 disputarán el partido número 200 en Primera División.

Últimos triunfos Millonarios
Driussi festeja el 3-1 sobre Boca en la Bombonera en 2017. (Foto: web)

River - Boca este domingo a las 18.05 e el Monumental. Se viene el partido que paraliza al país. En Vavel repasamos los últimos cinco triunfos oficiales del Millonario.

Triunfo reciente

River ganó el último Superclásico que se disputó. En mayo de este año, más precisamente el 14 cuando se cumplía dos años del vergonzoso partido del gas pimienta. El Millonario abrió el marcador con una tremenda volea desde la izquierda del Pity Martínez. El gol fue un golpe que el conjunto de La Ribera sintió y vinieron los ataques de River con Ignacio Fernández y luego Sebastián Driussi. 

Boca intentó salir pero de un contragolpe vino el 2-0 de parte de Lucas Alario. En la Bombonera querían que termine el primer tiempo, estaban sorprendidos por lo que estaba pasando. Pero en los últimos minutos Fernando Gago marcó el descuento para el Xeneize.

En el complemento, el local salió a buscar el partido pero no estuvo preciso. Las situaciones más claras la tuvo el delantero Darío Benedetto. Pero el Millonario no se quedó y creo situaciones para liquidar el partido, Carlos Auzqui tuvo una oportunidad increíble, el remate se fue cerca del palo izquierdo del arquero.

Luego, en un ataque de Boca que Batalla tapó vino la contra y con gol de Driussi selló un triunfo importante ya que, River se acercó a la punta y le peleó el campeonato al conjunto de Guillermo Barros Schelotto.

Copa Libertadores de 2015

En 2015, luego de seis meses, se volvieron a enfrentar pero por los Octavos de final de la Copa Libertadores. En la Ida, el Millonario ganó 1-0 en el Monumental con gol de Carlos Sánchez de penal, provocado por una falta de Marín sobre Pity Martínez. Un partido donde River dominó el encuentro, presionaba en el mediocampo pero la defensa de Boca no era fácil de quebrar. 

Luego se enfrentaban en la Bombonera. La Banda tuvo varias situaciones en los 45 minutos que se pudieron jugar. Luego, vino el episodio del gas pimienta donde casi todo el equipo de River fue perjudicado y no podía jugar en esas condiciones. Por lo cual fue suspendido el cotejo. Después Boca fue descalificado y River avanzó a cuartos. Un encuentro vergonzoso que quedó en la historia del futbol mundial. 

Copa Sudamericana de 2014

En 2014, por Semifinal de la Copa Sudamericana. En La Bombonera empataron 0-0. Mientras que, en Monumental pasó de todo.

El 27 de noviembre, en el partido de vuelta, a los quince segundos de comenzado el encuentro, el árbitro Germán Delfino cobró la pena máxima para Boca tras infracción de Ariel Rojas. Marcelo Barovero le tapó el penal a Emanuel Gigliotti y todo el estadio estalló en un grito de guerra como si fuera un gol.

A los 15 minutos, Leonardo Pisculichi, tras un pase de Leonel Vangioni, marcó un golazo para poner el 1-0. Y se mortalizó en la voz de Rodolfo De Paoli el: "Pero que viva el fútbol Pisculichi".

El partido fue dominado por el Millonario, buen juego, buscaba y luchaba por cada pelota. En aquel año, River no perdió ningún Superclásico. 

Torneo Final de 2014

En el Torneo local del año 2014, tras 10 años River volvió a ganarle a Boca en la Bombonera. Con gol de Manuel Lanzini empezó a dominar el partido pero Riquelme puso el 1-1. A falta de cuatro minutos, cuando el Millonario la estaba pasando mal, Néstor Pitana marcó córner y Lanzini mandó el centro que aprovechó Ramiro Funes Mori tras una mala salida de Agustín Orion; y de cabeza puso el 2-1 final. Aquel triunfo lo acercó a River a la punta que lideraba Colón de Santa Fe.

 

Torneo Apertura 2010

En el 2010, fue el último triunfo de River en el Monumental por torneos locales. Con un cabezazo letal de Jonatan Maidana, el Millonario de Juan José López se impuso 1-0 ante el rival de toda la vida.

En aquel encuentro Boca se salvó de una goleada. El conjunto dirigido por Claudio Borghi terminó más hundido de lo que estaba y se quedó sin entrenador.