El drama del arco

Germán Lux, quien ya venía cuestionado, tuvo una noche para el olvido con su expulsión antes de los 20 minutos del primer tiempo por agarrarla con la mano afuera del área. Esa roja condicionó al equipo, que se hunde cada vez más en la Superliga, y ninguno de los tres arqueros del Plantel Profesional cumple las expectativas. ¿Momento de Bologna hasta fin de año?

El drama del arco
Momento de la expulsión y la brnca de todo River (Foto: Infobae).

La partida de Marcelo Barovero dejó una vara altísima para el siguiente arquero de River. Marcelo Gallardo confió plenamente en Augusto Batalla, el guardameta durante toda la temporada 2016/17, pero que falló en momentos clave y perdió su lugar. En este mercado de pases, regresaba un viejo conocido, Germán Lux, proveniente de Deportivo La Coruña. Poroto deseaba tener una revancha, ya que su partida de Núñez, en 2006, no se dio en buenos términos. Venía siendo el titular fijo, sin embargo, sus dudas en los partidos más importantes del semestre, ante Lanús y Boca, lo pusieron en el ojo de la tormenta. La buena campaña en la Copa Argentina parecía que iba a dejar a Lux en el arco hasta 2018, pero el guardameta, anoche ante Independiente, terminó de disipar las dudas y difícilmente tenga otra oportunidad en el arco más grande del mundo.

River se enfrentaba ante a Independiente en Avellaneda. El Rojo, pensando de lleno en la Copa Sudamericana. Iban 19 minutos del primer tiempo, hasta que un pelotazo desde atrás de mitad de cancha derivó en un pique que le comió la espalda a los centrales riverplatenses y en la puerta del área le quedaba el balón a Lucas Albertengo. El delantero de Independiente salió a apretar a Lux, que no tuvo mejor idea que parar el ataque tomando la pelota afuera del área, de manera alevosa. El reglamento es claro: impidir una ocasión manifiesta de gol apelando a ese recurso es roja directa. Silvio Trucco no tuvo más remedio que mandar a las duchas a Poroto, por lo que Galardo sacó a Nicolás De La Cruz e ingresó Enrique Bologna, jugando su segundo partido oficial desde que está en el Club. Para colmo de males, a 9 minutos del final, Nicolás Domingo, ese 5 resistido en Núñez, fue el encargado de darle la victoria al dueño de casa. Fueron 70 minutos con 10 hombres, y todo se hizo cuesta arriba.

En el próximo mercado de pases, que llegue un arquero de buen bivel será esencial, pensando en la Copa Libertadores 2018 y la segunda parte de la Superliga.

El Millonario lleva tres derrotas seguidas en la Superliga, tiene 12 puntos, está fuera de la zona de clasificación a las copas internacionales de 2019, sumó sólo tres puntos de los últimos 18 en juego y esta noche, Boca Juniors puede alejarse a 15 puntos, en sólo nueve fechas disputadas. Aún con 18 jornadas más, que River pelee el campeonato será utopía, pero el Muñeco tiene un problema aún más grave. ¿Quién será el arquero de River hasta fin de año? 

Por lo pronto, Lux está suspendido y este miércoles ante Unión, por la fecha 12 (adelantada) este miércoles en el Monumental, atajará Bologna, que ayer poco pudo hacer para evitar la derrota. El ex Gimnasia llegó como alternativa a Batalla y no tuvo muchas oportunidades, pero dado el bajo nivel de Lux y Batalla, puede tener esa chance que estaba esperando. Antes de fin de año, por la Superliga, River jugará ante el Tatengue, Newell´s y Gimnasia LP. Pero queda también la final de la Copa Argentina, ante Atlético Tucumán, el 9 de diciembre: la posibilidad de terminar un 2017 para el olvido con una estrella. Durante toda la campaña copera, el portero fue Poroto, aunque Beto, si responde bien en los próximos partidos, tiene grandes chances de ser titular en la final, pero más por errores de sus competidores que por méritos propios

Entre juveniles y experimentados, desde hace un año y medio que no hay un 1 confiable, más allá de esporádicos buenos rendimientos. La falta de regularidad (en un puesto ingrato y de mucha presión) obligan a la dirigencia y cuerpo técnico a buscar un arquero de nivel de forma urgente en el verano que se avecina. Lux no tuvo el regreso que muchos esperaban de él, y lo evidenció aún más en el Libertadores de América.