Un título más para su vitrina personal

River cerró el año con la obtención de la Copa Argentina cuando venció el sábado a Atlético Tucumán. Ponzio levantó su trofeo número diez y Maidana el noveno en la institución.

Un título más para su vitrina personal
ALEGRÍA PURA. Maidana y Ponzio sonríen luego de defender la Copa Argentina lograda el año pasado. Foto: Pasión Monumental.

River terminó el año festejando a lo grande luego de conseguir uno de los objetivos propuestos en este 2017 y fue defender la Copa Argentina obtenida el año anterior en aquella ocasión donde le ganó a Rosario Central por 4-3 en Córdoba. Ahora fue el turno de enfrentarse en la final ante Atlético Tucumán, fue triunfo por 2-1 en Mendoza y defendió el logro obtenido en 2016, un dato no menor y jugará la Supercopa Argentina nada menos que frente a Boca Juniors. 

Dos de los jugadores más emblemáticos del Millonario son Jonatan Maidana y Leonardo Ponzio, ambos están en el lote de los más ganadores del conjunto de Núñez, en el caso de Maidana fue su novena alegría y Ponzio es su décimo título en alcanzarse con la gloría. Un pequeño repaso de ambas conquistas son:

El primero del defensor fue en el Torneo Final 2014 cuando dirigía Ramón Díaz y luego consiguió la Copa Campeonato, recientemente en 2016 y 2017 respectivamente alcanzó la Copa Argentina. En el buen presente del 2014, el zaguero central alcanzó por primera vez la gloria internacional con la Copa Sudamericana -cuando venció en la final a Atlético Nacional de Colombia-, ganó dos veces la Recopa Sudamericana en 2015 y 2016- en aquella oportunidad le ganó el duelo a San Lorenzo primero y posteriormente a Independiente Santa Fe de Colombia segundo-, la mayor sonrisa fue levantar nada menos la Copa Libertadores de América- en el partido decisivo le ganó el duelo a Tigres de México- y por último la Copa Suruga Bank- en el único encuentro donde venció a Gamba Osaka de Japón-.

Maidana (medio) levanta la Libertadores 2015 ante la mirada de Rodríguez y Mercado

Mientras que por el lado del volante central cosechó el Torneo Clausura 2008 donde era dirigido por Diego Simeone y lo mismo de su compañero de equipo, la diferencia es clara el mediocampista le saca una estrella más al marcador central y quiere seguir gritando campeón. 

Ponzio con una de las recopas conseguidas en la institución. 

Es un motivo más, ahora cerca de fin de año, ambos consiguieron un título más para su vitrina personal y quieren ir juntos por más alegría.