Expectativas renovadas

Se fue un año muy importante para Rosario Central, y aunque no lo culminó con algún trofeo fue más que positivo. Ahora el pueblo Canaya piensa en un 2016 lo más similar posible al año que se fue.

Expectativas renovadas
Foto: Sitio Oficial

El año 2015 para Rosario Central fue muy bueno, más que positivo. Un año que quedará en el recuerdo de muchos, por los resultados, por el fútbol demostrado y por los protagonistas que estuvieron presentes esos 12 meses. Un año con muchas alegrías, con sonrisas en el pueblo rosarino que disfrutó de las charlas futboleras a las afueras del Gigante cada domingo del año. 

Todo lo positivo que logró el cuerpo técnico, los jugadores y la comisión directiva en el 2015 se verá reflejado en las expectativas que estos tres pilares tendrán en el año que comenzó hace 30 días; pero no podemos dejar de nombrar a esa cuarta pata de la mesa que obviamente tendrá los mismos deseos, o aún peor, deseos muchos más altos como son los que renuevan día a día el hincha canaya. 

El 2016 lo espera a Rosario Central casi con los mismos personajes principales que el año pasado, y no sólo eso, sino que también ha sumado super héroes a esta nueva travesía. El mercado de pases del auriazul fue movido y en principio positivo, con llegadas que cubren cada baja y dejan expectativas mayores a las tristezas por la ida de algún soldado. 

Soldados que tendrán combate tras combate en muy poco tiempo y la mayoría de ellos con un grado de dificultad mayor debido a que luego de 10 años, Central vuelve a jugar una Copa Libertadores. Todas las ilusiones están puestas en éste torneo, el de mayor importancia a nivel sudamericano, el que anhela todo hincha. El pasaje por el mismo no será fácil y eso en el mundo Central es de conocimiento, pero la fe es lo último que se pierde y más aún teniendo como referencia los dos campeonatos jugados el año pasado. 

Sin duda alguna Coudet armó un plantel para competir no sólo pensando en la Copa sino también en el Torneo Local, que será aún más corto que el del año pasado lo que da a entender que si se logra conseguir una buena racha de victorias se puede soñar con dar la vuelta. No será fácil conseguir una rotación que de frutos en todos los partidos pero ese será el nuevo y lindo desafío que tendrá por delante el Chacho y compañía. 

Se buscará tener a todo el plantel (al rededor de 29 jugadores) en mismas condiciones físicas y por qué no deportivas, generando así una linda competencia interna sana que permita ver comprometidos al pelotón completo. Todos buscando minutos y sumar buen fútbol para crecer tanto individual como grupalmente. 

Parece ser que el mundo Canaya vivirá un 2016 lleno de expectativas, ilusiones, anhelos y por sobre todo futbol ligado a la idiosincrasia del club que todos conocemos. Garra, buen manejo de pelota y amor por la camiseta.