Central - Newell's 2016: los clásicos más recordados

Desde la "Palomita", pasando por el "Pirulazo", hasta el "NOBiniste" recordamos un poco de los mejores clásicos rosarinos.

Central - Newell's 2016: los clásicos más recordados
Partido jugado en cancha de NOB donde Rosario ganó 1 a 0. (Foto: Taringa)

Cada vez falta menos para un nuevo clásico rosarino, Rosario Central le volverá a ver la cara a  Newell’s Old Boys en la segunda fecha del Torneo de Transición 2016.

El Canalla se enfrentó con Newell's 165 veces en Primera, desde 1939 a la fecha. Los de Arroyito ganaron 49 veces y registran 198 goles, la Lepra tiene 42 triunfos y convirtió 178 goles, igualaron en 74 oportunidades.

El primer partido que jugaron fue en el 1905, donde ganó Newell’s 1 a 0 con gol de Faustino González. Este clásico es el más antiguo del país y uno de los que más gente convoca. Muchos dicen que es el clásico más apasionante y peligroso del país ya que tiene varios antecedentes de enfrentamientos entre las dos hinchadas.

Sabemos que la semana previa al clásico Rosario es puro fútbol, gastadas, apuestas y demás son una parte del folclore que se vive en la ciudad de Santa Fe. Vamos a recordar algunos partidos importantes y más recordados por los hinchas canallas.

Una palomita que aún sigue volando

Hace 45 años, en el Estadio Monumental se enfrentaban Rosario Central y Newell’s por la semifinal del Torneo Nacional de AFA. Ahí mismo, un 19 de diciembre de 1971 Central ganaba con un gol más conocido como la “palomita de Poy”.

Con imágenes para el recuerdo en blanco y negro, Jorge González le envía un centro por derecha a Aldo Poy quien se zambulló en una palomita ganándole a todos los delanteros y haciendo que la pelota impactara con su cabeza de modo tal que el arquero leproso, Carlos Fenoy, quedara sorprendido con el gol que le acababan de convertir.

Gracias a ese momento histórico, Rosario Central se clasificó para jugar la final del torneo argentino, donde posteriormente se consagraría campeón por primera vez en su historia.

“Una palomita que aún hoy sigue volando”, así recuerdan los hinchas, ese gol de Poy quedó grabado en la historia del Clásico Rosarino, al punto que todos los 19 de diciembre los hinchas canallas se juntan a conmemorar y recordar aquella conquista, ya sea en el Gigante de Arroyito o en alguna filial, inclusive han viajado a otros países para repetir ese momento y festejarlo nuevamente.

Este gol tuvo tal impacto, que Roberto Fontanarrosa, escritor y humorista nacido en Rosario e hincha del club, escribió un cuento de ficción llamado “19 de diciembre de 1971”, publicado en el ’82 en el libro “Nada del Otro Mundo”.

Otro aporte del arte, fue el del Lalo de los Santos, el músico rosarino dedicó una canción a este gol que se llama “Vuela, Aldo, vuela” publicada en su álbum de 1996, “Canciones Rosarinas”

Llegó a tal punto que se hizo una petición al libro Guinness, en 1995 para que fuera considerado el gol más celebrado de la historia del fútbol. Por el momento, la propuesta no ha prosperado.

Sin dudas los hinchas canallas recuerdan este gol con mucha emoción y fanatismo.

El abandono de 1997

Hace 15 años, un 23 de noviembre de 1997, Rosario Central ganaba por 4 a 0 en un partido que no pudo terminar porque a los jugadores de la Lepra le expulsaron cuatro jugadores y luego Oscar Herrera se fue lesionado, y ya se habían hecho los tres cambios, por lo que el árbitro Roberto Ruscio tuvo que terminar el partido porque el visitante tenía seis futbolistas en cancha y el reglamento permite un mínimo de siete.

Los goles del encuentro fueron de Rubén Da Silva, Eduardo Coudet, Marcelo Carracedo y Horacio Carbonari. Con ellos, el local goleaba 4 a 0 al equipo de Mario Zanabria, que no encontraba los caminos para descontar y que no pudo continuar el partido luego de los cuatro expulsados, Dalla Libera, Zamora, Saldaña y Paris, y los tres cambios, debido a que Herrera se lesionó y no siguió.

En ese encuentro, los hinchas del local siempre argumentaron que Herrera se hizo el lesionado para que la goleada no continuara y que la orden fue del propio Zanabria, ídolo de la Lepra.


 

Fuera del país

En tanto, por torneos internacionales, se enfrentaron en cinco ocasiones, por Copa Libertadores en 1975 y por Copa Sudamericana en el 2005. Newell’s nunca pudo ganarle a Rosario, de esta manera registra 2 victorias el Canalla y 3 empates.

Por la Libertadores jugaron en el grupo de primera ronda, ambos finalizaron en primer lugar, por lo que disputaron un encuentro de desempate para definir quien pasaba de ronda. El ganador fue Rosario Central por 1 a 0 con gol de Mario Kempes, un 11 de abril de 1975.

Más reciente es la Copa Sudamericana 2005, se encontraron en primera ronda en una clasificación de ida y vuelta. Tras empatar en la ida 0 a 0, un lunes 29 de agosto, Rosario Central, dirigido por Ariel Cuffaro Russo, eliminó a Newell’s al ganarle por 1 a 0 en el Gigante de Arroyito con gol de Germán Rivarola a los 45 minutos del primer tiempo.

Dos hechos recuerda siempre el hincha Canalla (y cómo no) uno, es el del “Pirulazo”, cuando entrando por el segundo palo, Rivarola, logra conectar el centro y batir la valla defendida por Villar para marcar el único gol del partido. El otro es cuando el encuentro llegaba a su fin, Santiago Silva, delantero visitante, tuvo en su taco lo que podría haber sido el empate, pero Juan Marcelo Ojeda, se quedó con esa última pelota y el delirio final.

Otro recuerdo para resaltar fue el 29 de octubre de 2006, Rosario Central se impuso 4 a 1 con goles de Eduardo Coudet, Paulp Wanchope, Marco Ruben y el "Kily" González. Araujo descontó en el complemento. 

Es una de las goleadas más recordadas, Newell’s terminó con nueve jugadores, por las expulsiones en el segundo tiempo de Oscar Cardozo y Hugo Colace. Con Ruben entre los once, que ya se veía en la mira de goleador. Fue un golpe duro para la Lepra.

Después nos encontramos con el famoso “NOBiniste” en el año 2013. Un hecho que también capitula violencia en el fútbol argentino. Según relata una crónica publicada por Cancha Llena el 20 de enero de ese año, el partido, que era amistoso, no pudo realizarse.

Se dijo que un ómnibus con hinchas de Central pasó por el Parque Independencia y arrojó objetos contra las instalaciones de Newell's, donde había mucha gente en las parrillas y las piletas. La reacción fue instantánea e intervino la policía, que se trenzó con la gente leprosa. Entre corridas, gritos y desenfreno, se oyeron varias detonaciones. Algunas sonaron como balas de goma. Se vio un hincha con una herida en la pierna. Se temió por la vida del policía con la herida en el cuello. Los chicos lloraron. Las mujeres los protegían. Los hombres no sabían bien qué hacer. Triste. El panorama dio mucha pena.

Otro rumor desoyó lo de los hinchas de Central y sugirió que todo empezó cuando la policía entró en el club. Nadie explicó qué hacían integrantes de la barra brava de Newell's armados y dentro del predio. También sufrieron los periodistas que cubrieron los incidentes: los fotógrafos de La Capital y El Ciudadano fueron golpeados y robados en medio de las peleas.

Tras la reunión entre los dirigentes de Newell's y Lamberto, se decidió la suspensión del partido. El plantel de Rosario Central se enteró de la noticia en el mismo estadio, que desde temprano estuvo completo. Los incrédulos jugadores del equipo rojinegro, mitad por precaución y mitad por temor, nunca salieron del predio de Ricardone. El enojo fue del presidente de Rosario Central que manifestó que como los hechos habían sido lejos del estadio, el partido se podía jugar. Sin embargo, se confirmó la suspensión diciendo que “Newell's no iba a presentarse” tras lo ocurrido.

Por ese suceso, los hinchas recuerdan con banderas y cánticos el “NOBiniste” en cada clásico.

Para finalizar, los últimos clásicos desde 2013 a la fecha los ha ganado Rosario Central, los otros han sido empates por 0 a 0. En el último, por la fecha 24 del Torneo Final, ‘’La fecha de los clásicos’’ igualaron 0 a 0. Y en el mismo torneo, fecha 18, Central le ganó a Newell’s en su cancha con un gol de Marco Ruben.

¿Qué pasará el domingo? lo que es seguro es que el Gigante será una fiesta de pasión y amor, en un 14 de febrero, por esta camiseta.