Cara a cara: estudiando la batalla del medio

Si no median improvistos Coudet dispondrá de su centrocampo habitual para enfrentar a Newell's. Por el otro lado, Bernardi tiene que resolver nada más y nada menos quien será su número 5.

Cara a cara: estudiando la batalla del medio
Respecto al último partido en El Gigante, no estarán Nery ni Bernardello (Foto: mdzol.com).

En el partido disputado ante Godoy Cruz, la zona media canaya fue la que menos participación destacada tuvo. La defensa con Pinola a la cabeza y la delantera con Delgado se llevaron todas las llamadas de atención y las jugadas de mayor destreza futbolística.

Musto ya es de la casa, se sabe como juega. Es un volante tapón de los de antes. Casi siempre deja sabor a poco y no es que le falte algo, es que Central está acostumbrado a otra cosa. No hay que hay que atarse a los recuerdos del juego de Nery, que no fue Tony Kroos ni Busquets, pero su juego le convenía al equipo del Chacho.

Domínguez no tenía el quite de Musto, pero era soporte de todos. De repente los jugadores se veían en una encrucijada de no saber que hacer y sentían el grito de Nery para que se apoyen en él. Hoy Montoya y Fernández tienen cierta tranquilidad de saber que en su espalda tienen un toro que se tira a los pies de cualquiera y si es necesario le va a meter cuerpo a un tapial.

Como en todas las comparaciones de jugadores parejos hay pros y contras. Por eso Musto va a ser titular, porque tiene con qué. En el banco está Gil Romero que puede dar lo que Musto no. Lo que sí está claro es que no pueden jugar con el sistema doble cinco. La forma más adecuada para los jugadores que tiene Central en el plantel es el rombo. Musto; Montoya, Fernández; Lo Celso.

Saliendo de uno de los integrantes de la columna vertebral, nos encontramos con El chaque y José Luis. El primero un pibe que se está haciendo grande con el correr de los partidos. Al segundo ya se lo puede denominar experimentado, por su cantidad de partidos y por la cantidad y calidad de clubes en que jugó.

Esa es otra cualidad del medio canaya. En sus cuatro integrantes encuentra la rebeldía y el atrevimiento en los jóvenes Montoya y Lo Celso, y encuentra sabiduría, paciencia y experiencia en aquellos que ya tienen un par de kilómetros más de mediocampo recorrido.

José Luis parece estar más aceitado. Viene de un gran partido ante Godoy Cruz, uno de los mejores desde que es jugador de Rosario Central. Tiene ida y vuelta, es su esencia. Tiene quite. En lo defensivo ya venía bien. Le falta agudizar su ofensiva. El último pase, la definición, el tiro al arco y los centros desde los costados. Que justamente es lo que viene puliendo.

A Montoya no es aceite lo que le falta sino madurar un poquito más. Frenar, pensar. Típico de jugadores jóvenes veloces que saben que corriendo le pueden ganar a cualquiera. El chaqueño está en ese proceso, y vaya si tiene un técnico que le puede enseñar. Sacrificio no le falta, velocidad, cambio de ritmo y técnica individual tampoco, sino más bien algo parecido a JLF. La frialdad y precisión que requiere una exitosa terminación.

La otra punta del rombo casi con seguridad será Lo Celso. El que hace parecer que todo es fácil. Como los grandes. No quiero nombrar a esos grandes jugadores para no poner a Giovani en un lugar que seguramente va a llegar, pero todavía le falta. 

Le falta un poco de gol. No tiene tantas oportunidades para definir porque lo único que faltara es que él se asista a él mismo. No hay otro Giovani para darle el pase a Lo Celso. Pero las veces que quedó solo en partidos anteriores mostró no ser tan amigo del fondo de la red. Esa es la última asignatura pendiente para el jóven.

Al lado de Coudet estarán sentados casi con seguridad Gil Romero, Battaglia (si llega) y Cervi. Estos tres jugadores pueden ocupar casi todos los puestos de la mitad del campo. Los titulares se conocen y tienen la capacidad para estar, y en el banco hay jugadores que están en condiciones de jugar igual o mejor que los que están adentro.

LO QUE NO ES CLÁSICO ES...

El medio de Newell's, ya que hay muchas incógnitas. Cáceres viene de ser el volante central en el último partido ante San Martín de San Juán. No consiguieron refuerzo para esa posición y Villalba estaba suspendido, entonces pusieron al 4 de 5. Además de que el reglamento le impida jugar, el mudo estaba lesionado pero ya se encuentra apto físicamente para estar desde el arranque.

Los desequilibrantes del medio leproso serían Denis Rodríguez y Mauro Formica, si es que juega. En el último cotejo participó de la mitad del segundo tiempo y demostró estar en buena forma. Sería un buen ingreso para darle un lavado de cara al pálido equipo de Bernardi.

Mancini no será parte del banco de suplentes por estar expulsado y podrían tener su chance el pibe Braian Rivero. Otra posibilidad podría ser para el recién llegado Fabricio Formiliano y no hay que tachar al relegado Diego Mateo para ocupar el centro de la cancha rojinegro.