Central cayó en Brasil pero mostró su mejor cara

Central visitó a Palmeiras y cayó 2 a 0 pese a haberlo doblegado con su juego.

Central cayó en Brasil pero mostró su mejor cara
Cristaldo festeja ante la desazón de los canallas. | Foto: Futbolred.

El pasado jueves por la noche, Rosario Central perdió su encuentro por la segunda fecha del Grupo 2 de la edición 2016 de la Copa Libertadores. Palmeiras aprovechó un error defensivo para ponerse 1 a 0 y liquidó el encuentro sobre el final, cuando el conjunto rosarino estaba jugado en ataque.

Cualquier análisis futbolístico del encuentro entre el canalla y el verdao debe, antes que nada, sufrir la aclaración respecto de las condiciones bajo las que se jugó el primer tiempo. Un diluvio azotaba el Allianz Parque, la cortina de agua que cayó ininterrumpidamente durante los primeros 45 minutos, no permitía que la pelota se deslice correctamente sobre el pasto. Las permanentes intenciones de Central de jugar por el piso parecían un atentado contra  la lógica.

Una desinteligencia defensiva entre Victor Salazar, Esteban Burgos y Sebastián Sosa, consecuencia de evitar el pelotazo, puso a Palmeiras al frente en el marcador. Cristaldo, ex jugador de Vélez, sentenció el 1 a 0 para el equipo local.

Lo que restó del primer tiempo, que fue bastante, Central fue más voluntad que intenciones concretas y Palmeiras tuvo las mejores oportunidades, incluso estuvieron muy cerca de ponerse 2 a 0.

Para el segundo tiempo, Eduardo Coudet mandó a la cancha a Germán Herrera en lugar de Esteban Burgos, quién tuvo un flojo debut y en condiciones muy complicadas. Con la presencia de Herrera, quién tiene experiencia jugando en campos de Brasil, y el posterior ingreso de Giovanni Lo Celso, Central se hizo dueño del partido.

Palmeiras se vio reducido a posicionarse en 30 metros, con sus 11 jugadores en campo propio y sufriendo la superioridad futbolística del equipo canalla. Sin embargo, esa abrumadora diferencia no se puso de manifiesto en el marcador. Los dirigidos por el Chacho no pudieron concretar las claras oportunidades que generaron. La más clara: el penal que Fernando Prass, arquero del verdao, le detuvo a Marco Ruben.

Cuando ya corrían los minutos de descuento agregados por Cáceres, árbitro paraguayo del encuentro, Agustín Allione aprovechó los espacios dejados por Central y estableció el 2 a 0 final. El también ex Vélez, que había sido tentado por Coudet para jugar en el canalla, gritó ante su público el tanto que definió el resultado final del encuentro.

El próximo partido del conjunto auriazul, por la fecha 3, será en condición de local ante River de Montevideo. En el Gigante de Arroyito, Rosario Central deberá hacerse fuerte y buscar un triunfo que empiece a encaminar la clasificación, ya que la derrota lo dejó en la última posición del Grupo 2.

El volumen de juego de Central, que envalentona a propios e ilusiona a ajenos, que fue elogiado por el director técnico una vez finalizado el partido, permite a los hinchas soñar con el pase a la próxima ronda.