Empate agridulce

Rosario Central empató 2 a 2 de local frente a Banfield, no pudo alejarse a 4 unidades de su escolta y aunque se pudo llevar una victoria, otra vez regaló el 1er tiempo.

Empate agridulce
Musto, figura del partido, disputando el balón, foto: canchallena

El canalla sólo pudo empatar de local y perdió la clara chance de estirar el liderazgo de la zona 1 a cuatro unidades.

En cuanto a las formaciones del cotejo, Eduardo Coudet presentó los usuales  titulares con la salvedad de que Marcelo Larrondo, Jose Luis Fernández, (lesionados) y Pablo Álvarez,  (preservado), no eran parte del 11 inicial. También hay que tener en cuenta que entresemana ante el Palmeiras no jugaron muchos de los nombres habituales  y fueron cuidados para este partido contra Banfield.

En el primer tiempo a los 7' Banfield se iba a encontrar con el primer tanto, tras una pifia del defensor y una mala respuesta del arquero, (que no salió del arco), el taladro ya estaba en ventaja. Es decir, encima de que a Central le vienen costando los primeros 45 minutos, se encuentra en desventaja en el marcador. La primera mitad se caracterizó por  un gran papel llevado a cabo por los dirigidos de Claudio Vivas, que  parados bien atrás buscaron ampliar el marcador en alguna contra.

Muy inteligente el técnico de la visita preparó un partido donde sus jugadores presionaban en la salida y hacian marcaje hombre a hombre, a tal punto que en un momento a Donatti lo seguia Santiago Silva.

El canalla tuvo pocos acercamientos en la primera mitad y encima se pudo haber ido con otro gol más en el arco de Manuel García. Ademas por un factor anímico el conjunto auriazul perdía todas las pelotas divididas.

Ni Lo Celso que siempre la pide en esos momentos pudo acercar peligro al arco de Hilario Navarro. Montoya y Cervi de flojo partido, la perdían o no generaban jugadas y sorprendentemente los zagueros acudieron al pelotazo a sus delanteros.

En resumen, los jugadores  fueron aplaudidos por su gente en el entretiempo, consecuencia del gran momento que atraviesan, pero con preocupación, por el resultado y el rendimiento, como también se los habra hecho sentir Coudet a en el vestuario.

En el complemento el chacho decidió darle confianza a los mismos 11,  pero si se vió a un Central diferente, protagonista que causaba peligro al rival y que se aprovechó del gran desgaste en los jugadores de Banfield producto del intenso hombre a hombre que proponía Vivas.

Central le empató en el comienzo y lo dio vuelta rápidamente llevándose puesto al rival como una arrolladora. Haciendo gala de su estado físico y explotandoló al máximo como lo viene haciendo en los últimos partidos, ademas apareció el fútbol y los que juegan.

Desafortunadamente otra de las debilidades de Central en este año es la falta de efectividad, el taladro seguía vivo a un gol de diferencia y de un zapataso de otro partido se encontró con el empate. Esta vez la culpa no fue del arquero ni de los defensores, si, tal vez de un volante sobrando en la marca. Central no pudo liquidarlo hasta los 39' del segundo tiempo y lo pagó caro.

Marco Ruben no es el mismo del año pasado, está falto de ritmo, no tiene la misma efectividad y ahora se toma un tiempo de más para definir complicando la definición, Manuel García no parece seguro, por ahora no es salvador de goles ni tampoco sale a cortar los centro lo que es muy preocupante.

Aunque para rescatar es el partido de Javier Pinola que corrió todo el partido a pesar de jugar domingo y miércoles desde la primera fecha, y el de Damián Musto que recuperó como siempre con gol incluído.

Coudet deberá pensar mejor como hacer para no regalar 45 minutos y de que manera emplear la rotación para que sus jugadores no la sufran y deberá establecer cuales son los partidos prioridades para jugarlo con todos los titulares.

Es que a pesar de que se lo hayan empatado cerca del final, Central se encuentra primero a 2 unidades de su inmediato perseguidor San Lorenzo de Almagro y quedaría potencialmente a 1, si es que Godoy Cruz logra ganar su partido ante Patronato.