Pinola de Selección

Tras disputar el partido de anoche frente a Sarmiento, Javier Pinola tuvo su primer entrenamiento con la Selección Argentina pensando en los cruces con Chile y Bolivia por las Eliminatorias de cara al Mundial de Rusia 2018.

Pinola de Selección
Foto: Sportscenter

Después de tantos años un jugador de Rosario Central fue convocado a la Selección Argentina de cara a los partidos con Chile y Bolivia por las Eliminatorias, a disputarse este jueves y el próximo martes, respectivamente. Si había alguien que merecía la convocatoria era Javier Pinola, uno de los mejores defensores centrales del fútbol argentino que ha demostrado desde que llegó al Canalla que volvió de Europa en un nivel extraordinario, convirtiéndose en un pilar fundamental para Eduardo Coudet, un caudillo en el fondo y un ídolo para la gente en casi un año por su entrega en cada partido.

Los rumores de una posible convocatoria eran cada vez más fuertes, hasta que el Sitio Oficial de Central anunció hace un tiempo que el zaguero recibió el llamado de Gerardo Martino para formar parte del grupo que ayer arrancó los entrenamientos pensando en Chile y Bolivia. Claro que Pinola anoche debía disputar el encuentro con Sarmiento por la octava fecha del torneo local, por lo que el Club pidió un permiso especial para que Pinola pudiese sumarse al seleccionado en el día de hoy. 

Y así fue como se hizo presente en Ezeiza, donde la Selección Argentina llevó a cabo su segunda práctica desde las 17hs, con el clásico "loco" dividido en dos grupos, trabajos de definición en una cancha y ensayo de fútbol en la otra. Cabe mencionar que el Tata probó con Romero; Zabaleta, Otamendi, Funes Mori, Rojo; Biglia, Kranevitter, Banega; Messi, Agüero y Di María pensando en el partido con Chile.

Por otro lado, el conjunto alternativo estuvo conformado por Guzmán; Zabaleta, Roncaglia, Pinola, Vangioni; Fernández, Mascherano, Lamela; Lavezzi, Higuaín y Correa. Sume minutos o no, la convocatoria de Javier Pinola es sumamente merecida y como lo dijo en reiteradas ocasiones, ya formar parte del seleccionado es un sueño cumplido.