¡Feliz cumple Colmandante!

Hoy, 19 de abril, Gustavo Colman cumple 31 años. Repasamos la llegada y el paso del volante ofensivo canalla por el club.

¡Feliz cumple Colmandante!
Gustavo Colman ante Independiente | Foto: Web.

Colman llegó a Central rodeado de misterio. Había jugado muy poco en la Primera División de Argentina y después partió hacia Bélgica y Turquía, dos ligas que están lejos de las más populares. 

El Colmandante debutó en 2003 en Chacarita. A fines de esa temporada emigró al Germinal Beerschot de Bélgica, en donde militó hasta el año 2008. Su gran juego lo llevó al Trabzonspor, uno de los clubes más grande de la liga turca. En 2010, ganó la Copa y Supercopa de Turquía.

Las extravagantes declaraciones de Raúl Broglia, presidente de la institución rosarina, en el momento de la presentación del volante ofensivo no hicieron más que acrecentar ese aura de suspenso que traía a su alrededor. También Eduardo Coudet, director técnico de Rosario Central, contó haberle jurado y perjurado al representante del jugador que el club no tenía medios económicos pasa solventar la llegada de quien hoy ostenta en dorsal 20, pese a las ganas que tenía él mismo de venir. Finalmente, el viernes 23 de enero del 2015, Gustavo Colman aterrizó en Central para encarar el Torneo de 30 equipos.

Se presentaba como mediapunta o volante por derecha, con gran habilidad para el traslado del balón y como un jugador muy pensante, para aportar pausa y precisión y con mucha visión de juego.

Si bien es cierto que sufrió muchas lesiones al cabo de este año y -casi- medio que vive en Rosario, tuvo algunos partidos en los que se desempeño de muy buena forma e influyó para buenos resultados canallas. Entre los más recordados se encuentra su debut en el Gigante de Arroyito, ante Tigre, cuando después de un saque de esquina asistió magistralmente a Marco Ruben para ganar un partido o un preciso centro a la cabeza de Alejandro Donatti, ante San Martín de San Juan, que terminó en el gol que desató la locura de un ya expulsado Chacho Coudet. 

Este año también redondeó buenos encuentros. Ante el eterno rival, Newells Old Boys, con un nuevo look, entró para disputar el segundo tiempo y cambiar el curso de los acontecimientos del partido. Además de ser vital desde el juego, asistió a a Ruben para que el goleador decrete la diferencia de dos tantos en el último clásico disputado. También en Copa Libertadores, ante Palmeiras en Brasil, el volante de Central demostró toda su calidad en un encuentro que el canalla perdió inmerecidamente.

Por el bien del fútbol argentino, esperamos seguir disfrutando del buen nivel de Gustavo Colman: ¡Feliz cumpleaños Colmandante!