Todos intransferibles

La comisión directiva de Rosario Central sacó un comunicado en el que explica el por que de la decisión.

Todos intransferibles
El plantel canalla en su totalidad fue declarado intransferible(fuente Carc oficial)

La actual comisión directiva de Rosario Central decidió que todos los jugadores que tengan contrato con la institución sean declarados intransferibles, a través de un comunicado expreso que cualquier institución que quiera adquirir a un jugador del conjunto canalla no podrá hacerlo si no la institución tomara cartas en el asunto y usara todas las herramientas que estén a su disposición para preservar el patrimonio del club.

Recordemos que esta situación surge luego de que Alejandro Donatti ,quien tiene contrato vigente con el conjunto auriazul, dejara la pretemporada situación que obligo a los dirigentes a pedirle que retome la pretemporada o será intimado.

Por el defensor central no llegaron ofertas que equiparen los dos millones de dólares en la que está valuada su clausula de recisión, solo un club hizo una oferta formal y fue el Flamengo de Brasil quien acerco una oferta de un millón 300 mil dólares, que el club catalogo de insuficiente.

Desde el club piensan que el representante del defensor intenta sacarlo del canalla a la fuerza sin pensar en los beneficios del club, si no en sus propios intereses , por lo tanto decidieron tomar medidas que impidan que Martin Guastadisegno pueda sobrepasar sobre Rosario Central.  

El comunicado completo de la institución de arroyito dice lo siguiente:

La Comisión Directiva del Club Atlético Rosario Central hace saber a todos nuestros socios, hinchas y opinión pública que la totalidad de los actuales jugadores del plantel profesional se encuentran con contratos vigentes y han sido declarados intransferibles por razones deportivas.

Cualquier acción de otros clubes, jugadores y/o representantes tendientes a acudir a mecanismos desleales con el objeto de procurar la desvinculación de alguno de nuestros profesionales será considerada ofensiva a los intereses de nuestra institución. La ética debe primar sobre cualquier especulación.

En consecuencia, se usarán todas las herramientas formales y legales para impedir el avasallamiento de nuestro patrimonio.