El podio: Montoya, Sosa y Fernández

Estos tres nombres fueron las grandes figuras de la victoria frente a Boca por Copa Argentina. Cada uno aportó lo suyo y ayudo a que Rosario Central hoy sea semifinalista del torneo.

El
podio: Montoya, Sosa y Fernández
El podio: Montoya, Sosa y Fernandez. Foto: web.

Cuando un equipo completo, desde el arquero hasta el delantero más avanzado, juega bien es mucho mas factible que el resultado sea a favor. Aunque puede pasar que no, pero seguramente si pierde, el recuerdo mas fresco será que se hizo un buen partido.

Rosario Central tuvo frente a Boca Juniors un equipo comprometido con la causa de punta a punta, pero en ese armado se encontró con algunos nombres que sobresalieron por sobre el resto y son los que podemos ubicar en el podio. Sebastián Sosa desde el arco con atajadas importantes, Jose Luis Fernández aportando marca, proyección y gol; y, por último, Walter Montoya con un partido exquisito y una asistencia divina.

Sebastian Sosa

El arquero canaya, con pasado justamente en Boca, se ganó la titularidad hace meses después de lograr buenas actuaciones en la Copa Libertadores y hoy es un pilar dentro del armado del plantel para Eduardo Coudet. Mas allá que luego del clásico se lo llegó a discutir un poco, ya que se le otorgó parte de la culpa del gol leproso, ayer volvió a demostrar que es un arquero de confiar y que el Canaya debe hacer todo lo posible para que siga siendo arquero de los suyos después de diciembre (fecha donde se le termina el préstamo).

En el partido frente a Boca fue uno de los artífices de que Central salga victorioso, no solo sus manos lo ayudaron sino que también encontró apoyo en los postes del arco. Ningún portero es 100% bueno sino recibe de vez en cuando ayuda del arco que defiende.

Le tapó un mano a mano increíble a Darío Benedetto llevándose la ovación y después supo controlar los tiempos del partido y salir en los centros, uno de los déficit del arquero uruguayo.

José Luis Fernández.

Gran partido del volante izquierdo que tiene Coudet en sus filas. Desplegó buen fútbol desde el principio, con mucha participación y sabiendo apoyarse en la banda cuando correspondía y ser un volante interior cuando Boca no retrocedía bien.

Así, llegó su gol, después de un gran desborde de Montoya, Fernández se cerró y llegó solo al centro del área para agarrar la pelota de volea y clavarla al lado del palo, imposible de llegar para Guillermo Sara.

Supo conectarse muy bien con Cristian Villagra, algo que se vio de manera excelente en la jugada del segundo gol, ya que después de un taco del Kity, José Luis le pasa por la espalda sin marca alguna, tira el centro que deriva en Montoya y después en el gol de Herrera de rebote.

José Luis llegó a los 4 goles con la camiseta de Rosario Central en 46 partidos disputados.

Walter Montoya

La gran figura del partido para muchos, volvió a demostrar por qué, para la gran mayoría, es el mejor volante derecho, o bien dicho “8”, que tiene el fútbol argentino.

Aportó fútbol desde todo punto de vista, proyección, apertura del campo, profundidad, precisión a la hora de dar pases y de buscar huecos, apoyo a Salazar a la hora de retroceder y defender, un lujo atrás de otro y un centro divino con la presión encima de dos rivales para que Fernández marque el primer gol del partido.

Después, como dijimos anteriormente, fue quien protagonizó el remate fortísimo que no pudo contener Sara y Herrera pescó en el área chica para marca el 2-0.

El partido de Chaque fue siempre regular, no entró nunca en un bajón, siempre se lo vio activo y con muy buen fútbol lo que hace que resalte, aún, un poco más.

Hoy en día sin duda alguna es uno de los pilares fundamentales en el armado del 11 inicial para Eduardo Coudet.