El clásico rosarino es de Central

Rosario Central ganó el clásico como visitante imponiéndose 3-1 ante Newell’s. Fue un encuentro picante, con mucha tensión de parte de la tribuna y no terminó de la mejor manera.

El clásico rosarino es de Central
Rosario Central 3 - 1 Newell's. | Foto: Clarín.

Luego de que Rosario Central marcara el tercer gol a los 45’ el Marcelo Bielsa se descontroló. El árbitro Federico Beligoy tuvo que finalizar el encuentro antes de que se cumplieran los cuatro minutos del tiempo suplementario del segundo tiempo porque la tribuna comenzó a arrojar objetos a la cancha.

El primer tiempo empezó con un Newell’s que parecía decidido, porque antes de que se cumpla el primer minuto de juego Mauro Formica remató al arco de Central pero la pelota se desvió.

Se dan idas y vueltas, pero el Canalla dominó la pelota. Los goles de Rosario Central llegaron, el primero a los 9 minutos por un remate de zurda del Pachi Carrizo; y unos un rato después, a los 30’ el capitán Canalla conviertió el 2-0.

Un primer tiempo agitado, con idas y vueltas para ambos equipos, pero a diferencia de Central, la Lepra no logró convertir.

El segundo tiempo era decisivo, Newell’s salió a la cancha un poco desorientado. En Central se produjeron los tres cambios: Germán Herrera por Marco Ruben; Maximiliano Lovera por Federico Carrizo y Mauricio Martínez por Teo Gutiérrez.

josé Leguizamón fue expulsado luego de cometer una falta sobre Ignacio Scocco, la cual Beligoy consideró peligrosa.

La Lepra se empezó a impacientar, entonces comenzaron a presionar el arco auriazul. Así a los 43’ llegó el gol, Mauro Formica puso a Newell’s 1-2. Rosario Central se recuperó rápidamente y cuando el oponente quedó mal parado, un pase largo a Germán Herrera terminó en el tercer gol del Canalla. Ésta última conversión fue el detonante de la platea rojinegra, comenzaron a lanzar objetos a la cancha perjudicando que el juego continúe. Beligoy pitó el final cuando uno de esos objetos golpeó al cuarto árbitro.

A pesar de que se hicieron campañas por un clásico en paz durante toda la semana, es claro que hace falta más que eso. Al principio del partido los jugadores de ambos equipos, cantaron el Himno Nacional abrazados, sosteniendo una bandera con el hashtag “Por un clásico sin violencia”, la cual quedó en el olvido de todos al momento que inició el primer tiempo.

Rosario Central