Centro y a octavos

San Lorenzo eliminó ayer a Douglas Haig con una victoria 3 a 1 en Formosa y se metió en los octavos de final de la Copa Argentina.

Centro y a octavos
Belluschi y Blandi festejan el primer gol. Foto: San Lorenzo Oficial.
San Lorenzo de Almagro
3 1
Douglas Haig
San Lorenzo de Almagro: Torrico; Díaz (Corujo, min. 45), Caruzzo, Coloccini, Mas; Mercier (Angeleri, min. 66), Ortigoza, Belluschi, Blanco; Cauteruccio (Ávila, min. 79) y Blandi.
Douglas Haig: Perafán; Bazán, Coria, Azcárate, González; Pereira (Boló, min. 84), Levato (Grazzini, min 72), Gallucci Otero, Canuto; Villaba y Tamburelli (Córdoba, min. 43).
MARCADOR: 1-0, min. 25, Blandi. 1-1, min. 29, Bazán. 2-1, min. 64, Caruzzo. 3-1, min. 78, Angeleri.
ÁRBITRO: Juan Pablo Pompei (ARG).

 El Ciclón se impuso con el mismo resultado, igual que había pasado en la instancia pasada cuando derrotó por 3 a 1 a Unión de Sunchales. Esta vez, los goles los marcaron Nicolás Blandi, Matías Caruzzo y Marcos Angeleri. Mientras que, Mauro Bazán fue el autor del gol de los de Pergamino y quien había empatado transitoriamente el juego.

 El partido comenzó parejo, ninguno de los equipos sacó diferencia y se generó poco peligro en los arcos. Recién cerca de los quince minutos de inciado el juego, Martín Cauteruccio tuvo una chance de gol clara con un remate que terminó yéndose afuera del arco defendido por Martín Perafán. Pocos minutos después, Emmanuel Más trepó por la banda, tiró un centro y Nicolás Blandi, el goleador, desvió la trayectoria del balón para marcar el primero del Matador

 Sin embargo, Douglas no se dio por vencido y en una desatención del Ciclón, Mauro Bazán tomó una pelota de afuera del área y la mandó adentro de la red defendida por Sebastián Torrico.

 Al final del primer tiempo, el chileno Paulo Díaz tuvo la chance de aumentar el marcador en favor del equipo de Aguirre, pero su cabezazo fue detenido por el arquero Perafán. Y así terminó el primer tiempo. En el segundo, Fernando Belluschi afinó la puntería y los centros que impulsó se clavaron como puñales en el área de la defensa del Milan de Pergamino.

 Matías Caruzzo fue uno de los que aprovechó los centros y marcó el segundo para el equipo azulgrana. Mientras que el tercero lo selló Marcos Angeleri por la misma vía. Mambrú había ingresado minutos antes de convertir en lugar de Juan Mercier. A partir de ahí, el encuentro se cerró y el equipo que milita en la B Nacional no pudo generarle peligro al equipo de Boedo. Es más, casi cerrando el juego, Ezequiel Ávila se perdió un gol increíble que podría haber extendido la diferencia.

 Ahora, San Lorenzo tendrá que enfrentar a Godoy Cruz de Mendoza que le ganó a Banfield por la mínima, 1 a 0 con gol de Silva, para meterse entre los cuatro mejores equipos de Argentina.