Altas San Lorenzo 2016/17

A pesar de sufrir muchas bajas, San Lorenzo incorporó sólo tres jugadores para este mercado de pases. Ellos son Fabricio Coloccini, quien vuelve después de 15 años, 'Tino' Costa, el volante fanático del 'Ciclón' que hizo toda su carrera afuera, y Mathias Corujo, un lateral uruguayo que viene a reemplazar a Julio Buffarini.

Altas San Lorenzo 2016/17
Coloccini, Corujo y 'Tino' Costa con la camiseta del Ciclón

Fabricio Coloccini

Uno de los regresos más esperados por la gente de San Lorenzo. Después de tantos mercados de pases en los que se habló de su retorno, Fabricio Coloccini volvió al Ciclón tras 15 años en Europa.

Colocha pudo arreglar su salida del Newcastle, de Inglaterra, donde era capitán e ídolo de la hinchada, cuando todavía le quedaba un año más de contrato pero el equipo había descendido a la segunda división.

Él tenía ganas de volver y lo manifestó cuando en el receso europeo visitó Argentina. Después fue prudente porque tenía que arreglar con las urracas, ya que la dirigencia azulgrana no estaba dispuesta a pagar por el pase y porque Pablo Guede, cuando todavía era entrenador del Ciclón, había dicho que no era prioridad. El central volvió a Inglaterra y al poco tiempo Guede pegó el portazo. A partir de ahí, y con la aprobación del nuevo entrenador Diego Aguirre, Coloccini aceleró su rescisión de contrato con el club inglés.

A pesar de que la mayoría la gente cuerva está contenta con su vuelta, algunos hubieran preferido que su regreso hubiera sido antes (estuvo cerca en el 2013) y no a los 34 años. Habrá que ver cómo este central se readapta al fútbol argentino que dejó hace 15 años pero que no tendría que haber problema para el ex jugador de la Selección Argentina, Boca, Milan, Alavés, Atlético Madrid, Villarreal y Deportivo La Coruña.

Alberto Tino Costa

Sin pasado en el fútbol argentino, Alberto Tino Costa hizo una extensa carrera afuera del país. La misma comenzó a los 16 años en el RC Basse-Terre de la Isla Guadalupe. Tras ese paso, llegó a Francia donde jugó en Racing Club de France, Pau FC y FC Sète hasta llegar al Montpellier, en el que, gracias a su rendimiento, en especial a su pegada, empezó a hacerse conocido.

Luego de dos temporadas, el volante zurdo es comprado por Valencia, donde juega por tres años y época en la cual es convocado a la Selección Argentina. También, por ese tiempo, más precisamente en el 2011, empieza a conocerse su fanatismo por San Lorenzo y lo demostraba en una nota con El Gráfico de esta manera: “Me cansaré algún día y tendré ganas de volver a mi país. Soy fanático de San Lorenzo y me gustaría jugar ahí, por lo menos seis meses. Mi viejo se muere por el Ciclón”.

Tiempo después, y luego de haber manifestado su deseo en reiteradas ocasiones más, ese sueño de Tino y de su papá se hizo realidad y, tras jugar en Spartak de Moscú, Genoa y Fiorentina, ambos de Italia, firmó por tres años con el club de sus amores.

Mathias Corujo

Con las salidas de los laterales derechos Julio Buffarini, en especial, y Gonzalo Prósperi, el entrenador Diego Aguirre veía imperiosa la necesidad de traer a alguien en ese puesto. El elegido fue un viejo conocido suyo, su compatriota Mathias Corujo, quien además puede jugar de volante.

El uruguayo de 30 años estaba jugando en la Universidad de Chile, donde consiguió tres títulos, y quedaba libre en poco tiempo por lo que San Lorenzo tuvo que hacer una erogación mínima de dinero para comprar su pase.

Corujo y Aguirre coincidieron en Peñarol en la temporada 2010/11 donde llegaron a la final de la Copa Libertadores, la que perdieron con Santos, de Brasil. Además, el Chiche jugó en Montevideo Wanderers y Cerro Porteño, donde salió campeón del Apertura 2012 y Clausura 2013, año en el que fue elegido como mejor jugador del fútbol paraguayo por el portal de noticias D10.

Además, es internacional con su selección desde el 21 de agosto de 2014 y partir de ahí disputó 15 partidos y marcó un gol en la Copa América de este año.