Clasificación sufrida

San Lorenzo perdió 1 a 0 contra Palestino, pero pese a ello se clasificó a la semifinal de la Copa Sudamericana. Su próximo rival será Chapecoense.

Clasificación sufrida
Clasificación sufrida| Foto: Web

El estadio mundialista de Chile fue el escenario, donde hace Colo Colo de local en la liga chilena. La ida de esta llave colocó a San Lorenzo en ventaja de dos goles que debió defender en Chile. El comienzo del partido mostró un detalle particular: Ocho de los once titulares del Palestino, antes del pitido inicial, se colocaron en la raya divisoria de la mitad de cancha y salieron como tromba a ocupar territorio rival, en un claro indicio de querer ser protagonista. Y así lo fue. Todo el primer tiempo, el local manejó los hilos del partido. Una de las claves estuvo en su doble cinco, Carvajal y Farías, que se adueñaron de la zona clave y empujaban a base de toques al Ciclón, que optaba por defender la ventaja conseguida hace una semana en Buenos Aires.

La visita sintió la incomodidad de no tener la tenencia de la pelota. Palestino ahondó en ese detalle y a partir de ahí, empezó a proyectar su juego. Esteban Carvajal, con un remate de media distancia, le anunciaba a Torrico que iba a tener una noche con trabajo. El mismo volante central, de cabeza tras una jugada colectiva, volvia a incomodar a la defensa del Blaugrana. Un detalle a tener en cuenta, San Lorenzo debió preservar a Ortigoza, minutos antes del partido, por una lesión en el abductor derecho, es por eso que Mathías Corujo debió improvisar y ser volante central, posición que no sintió y que obligó a Franco Mussis a doblegarse en pos de la contención de la mitad de cancha.

En el complemento, las estrategias de ambos equipos volvieron a ser idénticas. Palestino, con el dominio total de la pelota y San Lorenzo, resistiendo, armando bloques defensivos cada vez más cerca del arco de Torrico. Y como si fuera poco, Fernando Belluschi fue expulsado por un empujón a un jugador rival, en una decisión polémica del árbitro uruguayo Christian Ferreyra. Obligado, Aguirre movió el banco y mandó a la cancha a  Cerruti que reemplazó a Cauteruccio, para ayudar con el despliegue físico. 

A los 25 minutos llegó la primera y única emoción del partido: Fabricio Coloccini derribó a Leonardo Valencia en la medialuna del área y provocó un tiro libre que fue ejecutado notablemente por el mismo enganche de Palestino. Con más empuje que intenciones claras, el equipo local quiso empatar la serie para tener una chance en la serie desde el punto penal. No lo logró y debió quedarse con el gusto amargo de quedar eliminado, pese a haber ganado.

San Lorenzo jugará contra Chapecoense de Brasil, que eliminó anteriormente a Independiente en octavos de final, en lo que será la semifinal de la Copa Sudamericana. Por otra parte, en lo que será el torneo local, el Ciclón viajará a Rosario para enfrentar a Newell´s.