El Pipita, en su salsa

Gonzalo Higuaín anotó el primer gol de Nápoli, que perdía ante Empoli pero terminó goleándolo por 5-1. De la mano del Pipita, goleador de la Serie A, su equipo sigue líder y sueña con el título.

El Pipita, en su salsa
Higuaín festejando su gol (Foto: Reuters).

Hace una década, dominaban Milan e Inter. En los últimos años, la hegemonía fue toda de Juventus. Sin embargo, esta temporada, el equipo que más hambre de gloria tiene es Napoli, el equipo que está volviendo a ese protagonismo que no tenía desde que Diego Maradona jugaba allí. Y hoy por hoy es otro argentino la gran figura del conjunto del sur italiano, hablamos de Gonzalo Higuaín.

Fecha a fecha, el Pipita está demostrando que lo suyo es más que una buena racha. En 22 jornadas de la Serie A, el ex River lleva igual cantidad de goles, siendo el máximo artillero del certamen. Este vez, la víctima fue Empoli, que ganaba y daba la sorpresa. Sin embargo, apareció Higuaín, de cabeza, para emparejar las cosas y luego Napóli dio un recital, logrando cuatro goles más (Insigne, Camporese en contra y doblete de Callejón) para redondear el 5-1 final.

Juventus, que pelea palmo a palmo, había goleado 4-0 a Chievo Verona y le metía toda la presión al equipo de Nápoles, que otra vez sacó a relucir su chapa de candidato firme a la consagración. Nápoli lidera con 50 unidades, dos más que la Vecchia Signora de Paulo Dybala.

Otro dato a tener en cuenta es que los dirigidos por Mauricio Sarri del campeonato italiano también son los más goleadores del mismo, con 50 tantos, 22 convertidos por el 9 de la Selección Argentina, casi la mitad de los goles de su equipo.

En los últimos años, Nápoli supo conquistar la Copa Italia y la Supercopa italiana, Sin embargo, no gana la Serie A desde la temporada 1989/90, hace 26 años. Toda la ciudad está expectante de lo que suceda a mitad de año, y poder coronar esta gran campaña con el título que tanto añoran. Para que eso suceda, su goleador, es decir Higuaín, debe seguir haciendo lo que hace semana a semana: goles.

El gol del Pipita: