Un historial sumamente favorable

La Selección Argentina domina ampliamente a su par de Chile en los enfrentamientos entre sí, con una diferencia de 47 partidos. Sin embargo, la Albicleleste sufrió en los últimos encuentros ante La Roja su tierra.

Un historial sumamente favorable
El festejo de La Pulga con el Pipita, en 2012 (Foto: Web).

Aún están frescas las imágenes de ésa final de Copa América, en el Estadio Nacional de Santiago. Ése mano a mano en el minuto 90 que dilapidaron entre Ezequiel Lavezzi y Gonzalo Higuaín, el suave remate de Ever Banega a las manos de Claudio Bravo, el penal del Pipita a las nubes y cómo Alexis Sánchez la acarició a la red para que todo Chile celebre su primer título a nivel selección Mayor. Fueron 120 minutos sin goles y victoria roja 4-1 en los penales, el 4 de julio de 2015. Pero en el fútbol, siempre hay revancha.

El historial general entre ambos conjuntos, que disputaron su primer enfrentamiento oficial el 27 de mayo de 1910, por la Copa Sudamericana de selecciones (que ganó Argentina 3-1), costa de 81 cotejos, con 53 victorias argentinas, 22 empates y tan sólo seis éxitos chilenos. La Argentina le marcó 176 tantos y sólo recibió 67.

La última vez que la Selección visitó a La Roja por Eliminatorias, fue triunfo argentino 2-1, el 16 de octubre de 2012. El equipo dirigido por entonces por Alejandro Sabella se impuso con goles de Lionel Messi y Gonzalo Higuaín (Felipe Gutiérrez para el local), dando un paso muy importante hacia el Mundial de Brasil 2014, del cual luego se fue subcampeón. Aquel día, la Albiceleste formó así: Sergio Romero; Hugo Campagnaro, Federico Fernández, Ezequiel Garay, Pablo Zabaleta; Javier Mascherano, Fernando Gago, Ángel Di María (77', José Soza); Sergio Agüero (86', Hernán Barcos), Messi, Higuaín (61', Pablo Guiñazú).

De todos modos, Chile, además de la final de la Copa América, había derrotado al equipo argentino en las Eliminatorias rumbo a Sudáfrica 2010, 1-0, el 15 de octubre de 2008. El equipo de Alfio Basile fue derrotado con gol de Fabián Orellana y complicó bastante la clasificación argentina al Mundial, que se dio con Diego Maradona.

En síntesis, el conjuto chileno, que es el campeón actual de Sudamérica (ya sin Jorge Sampaoli; ahora con Juan Antonio Pizzi), es uno de los grandes candidatos a estar presente en Rusia 2018, en una Eliminatoria sumamente pareja. El equipo de Gerardo Martino volverá al escenario donde se perdió una final muy importante, y con sed de revancha.