Hoy se enfrentan los opuestos

Argentina se enfrentará en el día de hoy a una alicaída Bolivia sumergida en renuncias, crisis futbolística/dirigencial y además tendrá la difícil tarea de jugar ante un seleccionado Albiceleste en su mejor momento post Copa América.

Hoy se enfrentan los opuestos
Jugadores del seleccionado ante Chile (Foto: Clarín)

Hoy el elenco dirigido por Gerardo Martino tendrá la responsabilidad de fundamentar esa idea que se promete hace 18 meses. Una realidad se asoma, la Copa América Centenario y los Juegos Olímpicos están cada vez más cerca y es hora de plasmar en el verde césped, no tan verde en el Kempes, lo que se expresa a través de los micrófonos hace tiempo ya.

Juego al ras del suelo, fútbol ‘champagne’ pero la única verdad es lo que se ve desde los ojos del hincha fanático e irracional por momentos. Una final de Copa América y el partido ante Chile en su casa nuevamente, demostraron que el equipo se siente más cómodo con el esquema Sabella ya que los partidos más importantes se disputaron como lo hacía Alejandro, juego de contraataque y además velocidad por las bandas del campo de juego relegando la posesión del balón.

El partido ante La Roja el pasado jueves dio paz al técnico como también con los jugadores. Ahora, como dijo Messi, estandarte y capitán del seleccionado, ganar ante Bolivia será vital para así afianzarse en los puestos de clasificación a Rusia 2018.

Por su parte, Bolivia que viene de caer ante Colombia en la altura de La Paz en el último minuto de juego después de empatar tras ir 2 a 0 abajo en el marcador, pende de un hilo sus aspiraciones a clasificar al Mundial.

Baldivieso, técnico argentino que se encuentra al mando del seleccionado boliviano, estaría al límite ya que los resultados no se dan y los referentes del plantel no lo respaldan. Martins, figura de Bolivia en el último tiempo, remarcó que "Baldivieso no tiene condiciones para estar al frente de la selección".

Otro de los capitanes de los últimos planteles, como Ronald Raldes quien puso de su bolsillo 21 mil dólares para viajar a jugar un amistoso a Estados Unidos, dio un paso al costado con la Selección por los problemas dirigenciales: "Quisiera jugar mil partidos con la selección, pero las cosas cambiaron".

Así se plantea el partido para ambas selecciones. Argentina, que el único aliciente negativo que enfrenta es la suspensión de Otamendi y Funes Mori, dupla de defensores centrales del Tata, y que además tendrá un campo de juego en malas condiciones, un tema no menor para la ‘idea’ del técnico Albiceleste.

Al hincha cordobés lo ilusiona la inclusión de Gonzalo Higuaín, un delantero que viene en su mejor momento en toda su carrera y con esa sed de revancha inclaudicable que se le notó cuando ingresó ante Chile en los últimos minutos.

Por su parte, Bolivia se encuentra sumergida en problemas futbolísticos, extra futbolísticos y demás por menores. No se verá una Selección con grandes ambiciones en la noche de hoy, lo único que se podrá ver del equipo de Baldivieso será un once inicial replegado en los últimos 30 metros del campo de juego y esperará una contra efectiva o una pelota parada salvadora.