Un partido para el recuerdo

El último cuartos de final que había disputado la Selección Argentina fue ante Colombia en la Copa América disputada en Chile. El elenco Albiceleste jugó un gran partido pero tuvo que llegar hasta los penales para pasar de fase, por la gran actuación de David Ospina.

Un partido para el recuerdo
Jugadores de la Selección (Foto: Olé)

Uno de los mejores partidos de la era Gerardo ‘Tata’ Martino se vio en el estadio Sausalito de Chile. Aquel 26 de junio del 2015 tuvo una Selección con convicciones claras que jugó un gran encuentro pero no encontró la efectividad deseada y éste motivo empañó el esfuerzo realizado.

El equipo que había parado el director técnico de la Argentina en esa noche fría fue el siguiente: Sergio Romero; Pablo Zabaleta, Ezequiel Garay, Nicolás Otamendi, Marcos Rojo; Lucas Biglia, Javier Mascherano, Javier Pastore; Lionel Messi, Sergio Aguero y Ángel Di María.

A comparación del partido de esta noche ante Venezuela, los nombres que se repiten son apenas cinco futbolistas. Romero, Otamendi, Rojo, Mascherano y Messi. Vale la pena mencionar que no son de la partida inicial Biglia y Di María por lesiones que acarrean.

En esos cuartos de final ante Colombia la Selección tuvo 7 remates al arco pero contó con un aliciente inesperado. David Ospina tuvo un partido de ensueño y atajó los siete disparos de manera eficaz.

El combinado de José Pekerman tuvo que replegarse en sus líneas defensivas y aguantar prácticamente los noventa minutos de juego. Apenas contó con dos remates claros al arco de Chiquito Romero y cometió 22 faltas, un número excesivo por donde se lo mire.

Al llegar a los penales Messi, Garay, Banega, Lavezzi y Biglia fueron los cinco elegidos por Martino, pero el último falló el penal clave y se extendió la tanda de penales un poco más. Por el lado de Colombia los ejecutantes fueron los siguientes: James, Falcao, Cuadrado, Muriel (falló) y Cardona.

Después de los primeros cinco llegó la etapa de penales y Marcos Rojo erró el suyo, lo cual generó una expectativa enorme en el estadio ya que, si Zúñiga convertía la Argentina quedaba afuera de la Copa. Todo quedó parejo ya que el gran Chiquito Romero se hizo enorme y tapó el penal. Después Tevez ejecutó a la perfección y Murillo tiró el suyo afuera. Argentina pasaba a las semifinales de la competición con una gran autoridad.

En el día de la fecha el seleccionado tendrá una prueba de fuego más para este plantel que se muestra más fuerte que nunca para ganar el torneo que tanto esperan los argentinos.