La revancha de Pipa

Gonzalo Higuaín anotó por duplicado en la goleada argentina por 4-1 a Venezuela. Goles que Pipita necesitaba para recuperar la confianza.

La revancha de Pipa
El segundo de Higuaín, eludiendo a Hernández (Foto: Mundo Deportivo).

Los delanteros viven del gol. Y pasar varios partidos sin convertir, lógicamente, ponen de mal humor a los artilleros. Sobre todo si se es Gonzalo Higuaín, el capocannoniere histórico de la Serie A, con ésos 36 goles que disfrutó todo Nápoli. El Pipita, cuestionado aún por sus malas definiciones en las últimas finales, pero ratificado por Gerardo Martino, que lo puso de titular en ésta Copa América Centenario, por encima de otro gran goleador, como lo es Sergio Agüero.

En las Eliminatorias rumbo a Rusia 2018, Higuaín todavía no pudo dejar su sello en la red rival. Y antes de la Copa América, había anotado un verdadero golazo a Honduras, en San Juan, en el amistoso previo a viajar a Estados Unidos. Sin embargo, en toda la fase de grupos, siendo titular en los tres partidos, el delantero de Nápoli no había podido anotar. Sí lo hizo el Kun (ante Panamá), y también Ezequel Lavezzi (ante Bolivia), por lo que los murmullos ya comenzaban y con el agravante de que de los 10 tantos que había anotado la Albiceleste en el Grupo, ninguno fue de Higuaín.

Pipita en la Selección Argentina: 58 PJ, 29 goles. Promedia un gol cada dos partidos. A tres de alcanzar a Diego Maradona.

Sin embargo, el 9 estuvo de arranque ante Venezuela y a la primera que tuvo, no perdonó: minuto 8, pase espléndido de Lionel Messi desde el costado derecho, que cayó en el corazón del área, Higuaín fue en diagonal, la dejó picar una vez y le dio, de primera y de derecha, al segundo palo de Hernández. Inatajable. Grito de desahogo (no marcaba de manera oficial desde su tanto a Paraguay, en la semifinal de la Copa América 2015). Pero no se quedó conforme, ya que a los 28 minutos, Figuera la pasó mal para atrás, interceptó Pipita, gambeteó al arquero y marcó su segundo tanto. Doblete para acallar todas las críticas.

En el complemento, ya con el pleito liquidado, salió e ingresó Agüero. Cambio que poco significa, ya que el atacante de Nápoli tiene el puesto asegurado y será de la partida ante Estados Unidos éste martes en Houston, donde buscará ganar para disputar su tercera final con la camiseta argentina. Llegará afilado y con ansias de seguir inflando redes.

El primer gol de Pipa:

El segundo del Pipa