86 años después, se repite

La Selección Argentina goleó 4-0 a Estados Unidos, en la semifinal de la Copa América Centenario. De esta forma, logró emular lo del Mundial de 1930, en otra semi.

86 años después, se repite
Stábile, goleador dle primer Mundial, celebrando el 6-0 parcial (Foto:; FIFA).
Argentina
6 1
Estados Unidos
Argentina: Juan Botasso; José Della Torre, Rodolfo Orlandini, Fernando Paternoster; Juan Evaristo; Luis Monti; Mario Evaristo, Manuel Ferreira, Carlos Peucelle, Alejandro Scopelli, Guillermo Stábile. DT: Juan Tramutola.
Estados Unidos: Jimmy Douglas; George Moorhouse, Ralph Tracey, Alexander Wood; Jimmy Gallagher; Andrew Auld, Jim Brown, Tom Florie (C), Billy Gonsalves, Bart Mcghee, Bert Patenaude. DT: Bob Miller.
MARCADOR: 1-0, min. 20, Monti (A). 2-0, min. 56, Scopelli (A). 3-0, min. 69, Stábile (A). 4-0, min. 80, Peucelle (A). 5-0, min. 85, Peucelle (A). 6-0, min. 87, Stábile (A). 6-1, min. 89, Brown (USA).
ÁRBITRO: Jean Langenus (BEL).
INCIDENCIAS: Estadio Centenario (Montevideo). Partido disputado el 26/7/1930, por la semifinal del Mundial Uruguay ´30.

La Albiceleste cumplió su tramite. Sin complicaciones, trituró 4-0 al anfitrión de la Copa América Centenario y se metió en la gran final del certamen, el cual definirá el próximo domingo ante el vencedor de Chile - Colombia.

Ésta goleada, en un marco de semifinales, hace remontar a un episodio similar, pero de 1930. Fue durante el primer Campeonato Mundial de Fútbol, celebrado en Uruguay (bicamepón olímpico en la década del ´20). Un certamen donde la mayoría de los equipos europeos se negó a competir, dado que se celebraba en Sudamérica. Es así que sólo participaron 13 selecciones, y en un formato simple de cuatro grupos (tres de tres y uno de cuatro) y el ganador de cada uno llegaba a la semifinal. Y así, en la semi, se cruzaron la Selección Argentina y Estados Unidos, el 26 de julio de 1930, en Montevideo.

Era una época totalmente distinta. Hace 86 años, no habían cambios, ni amonestaciones, ni dorsales, y el DT sólo alineaba al equipo, sin el protagonismo que tienen hoy en día. Se acostumbraba a jugar de modo ofensivo, con tres defensores, uno o dos volantes y superpoblación de delanteros. La revolución táctica llegaría décadas después.

En el cotejo, la Albiceleste fue superior en todo momento. Abrió el marcador Luis Monti (la figura, que en 1934 se consagraría campeón del mundo en Italia) a los 20 minutos del primer tiempo. A los 11´del complemento, Alejandro Scopelli anotó el segundo, a los 24 fue el turno de Guillermo Stábile, a los 35 y 40 marcó por duplicado Carlos Peucelle, y Stábile, a los 42, cerraba el score argentino. Jim Brown, en el último minuto, anotó el gol de honor yankee.

En la final, la historia conocida: Uruguay venció a la Argentina 4-2 y se quedó con el primer trofeo Jules Rimet de la historia. El máximo artillero del torneo fue Guillermo Stábile, con ocho tantos; dos de ellos a la selección estadounidense, que tiene una particularidad: terminó en tercer lugar junto a Yugoslavia (no se disputó un partido por el 3° puesto), y es la única selección de la CONCACAF en tener el privilegio de haber sido semifinalista en un Mundial. De todos modos, fue abatida por el equipo argentino; en 1930 y ahora, una reedición versión 2016.