¡Otra final con tono 'Albiceleste'!

Con un doblete de Higuaín, un golazo de Messi y un rápido tanto de Lavezzi, el seleccionado argentino goleó a Estados Unidos por 4-0 y sacó el pasaje a New Jersey, siendo el primer finalista de la Copa América Centenario. Los de Klinsmann no pudieron hacer pesar la localía ante una Argentina imparable. El rival se definirá esta noche ¿habrá revancha ante Chile?

¡Otra final con tono 'Albiceleste'!
Messi fue el jugador del partido, con dos habilitaciones y un golazo. Foto: Zimbio.
Estados Unidos
0 4
Argentina
Estados Unidos: Brad Guzan; Deandre Yedlin, Geoff Cameron, John Brooks, Fabian Johnson; Gyasi Zardes, Michael Bradley, Kyle Beckerman (59' Steven Bimbaum), Graham Zusi; Clint Dempsey (77' Darlington Nagbe), Chris Wondolowski (45' Christian Pulisic). DT: Jürgen Klinsmann.
Argentina: Sergio Romero; Gabriel Mercado, Nicolás Otamendi, Ramiro Funes Mori, Marcos Rojo (83' Víctor Cuesta); Augusto Fernández (58' Lucas Biglia), Javier Mascherano, Éver Banega; Lionel Messi, Gonzalo Higuaín, Ezequiel Lavezzi (66' Erik Lamela). DT: Gerardo Martino.
MARCADOR: 0-1, min. 2, Ezequiel Lavezzi; 0-2, min. 31, Lionel Messi; 0-3, min. 49', Gonzalo Higuaín; 0-4, min. 85, Gonzalo Higuaín.
ÁRBITRO: Árbitro: Enrique Cáceres (Paraguay). Amonestados: 30' Wondolowski (EEUU). Expulsados: no hubo.
INCIDENCIAS: Estadio: NRG Stadium (Houston).

La orquesta de Lionel Messi tocó su mejor fútbol. Los dirigidos por Gerardo Martino jugaron su mejor partido desde que el ex Newell's se hizo cargo del equipo y sacaron el boleto hacía New Jersey. El seleccionado albiceleste goleó a Estados Unidos, que ni siquiera pudo patear al arco de Sergio Romero. Ezequiel Lavezzi abrió el marcador, Messi, con un golazo de tiro libre, y Gonzalo Higuaín, por duplicado, ampliaron y plasmaron en el marcador la gran superioridad sobre el seleccionado local.

El 'Pocho' abrió el marcador y en el complemento sufriría una dura lesión. Foto: Zimbio.
El 'Pocho' abrió el marcador y en el complemento sufriría una dura lesión. Foto: Zimbio.

Desde el comienzo el conjunto argentino salió en búsqueda del resultado. Los de Martino presionaron fuerte y no dejaron que el equipo comandado por Jürgen Klinsmann lograra hacerse con el balón y pudiera avanzar en el campo de juego. Tal es así que, a los dos minutos de comenzado el encuentro, la Albiceleste abrió el marcador. Tras un tiro de esquina jugado por Éver Banega, la pelota llegó a Messi, que le puso un gran pase al Pocho Lavezzi, quien cabeceó por sobre el cuerpo de Brad Guzan, que nada pudo hacer, y estableció el 1-0.

Con la rápida apertura del marcador, todo hacía pensar que Estados Unidos saldría de su resguardo. Sin embargo, el conjunto de Klinsmann no lograba hilar dos pases seguidos. La buena presión que ejercía Argentina, sumado a errores propios, le prohibió a los norteamericanos llegar al arco de Chiquito Romero. Por el contrario, propició varios contragolpes argentinos, con Messi y Banega como banderas futbolísticas.

Messi otra vez desplegó su magia e hizo sencillo, lo que para otros es difícil. Foto: Zimbio.
Messi otra vez desplegó su magia e hizo sencillo, lo que para otros es difícil. Foto: Zimbio.

A los 31 minutos, todos los celulares se prendieron en el NRG Stadium. Pues era de esperarse que todos los allí presentes quisieran capturar el momento en que la Pulga Messi rompa el récord de Gabriel Batistuta. Y no decepcionó... Tras una falta sobre Lavezzi, el crack del Barcelona se dispuso a patear el tiro libre y, aunque estaba lejos, él no dudó y se la clavó en el ángulo a Guzan. Golazo del Mejor Jugador del mundo para ampliar el marcador y desatar el delirio del público presente. Los de Klinsmann, pese al 2-0, no salieron de su plan, tampoco supieron cómo, ya que Argentina no los dejó avanzar hacía Romero.

Ya en el complemento, el técnico del seleccionado norteamericano movió el banco en busca de encontrarle la vuelta al potente ataque argentino; pero no hubo caso. Argentina fue demasiado para un deslúcido Estados Unidos, que nunca fue agresivo a la hora de marcar, aunque sí a la hora de marcar. La Albiceleste jugaba, tocaba y se floreaba ante Estados Unidos de la mano de un enorme Messi y un fantástico Banega. La combinación del capitán y el ex Boca desató el mejor fútbol del seleccionado argentino y la lideró hacía una nueva final.

El 'Pipita' volvió a marcar por duplicado. Foto: Zimbio.
El 'Pipita' volvió a marcar por duplicado. Foto: Zimbio.

Los del Tata Martino no aflojaron y de la mano del Pipita Higuaín cerraron el encuentro ante Estados Unidos con una goleada por 4-0, que reflejó la superioridad de un equipo sobre otro. Tras un buen centro de Lavezzi y una primera reacción de Guzan, el delantero del Nápoles definió de zurda y estableció el 3-0. Luego, cuando quedaban solo cinco minutos para que culmine el encuentro, Messi recuperó una pelota cerca del área, eludió a un defensor y ante la presencia del arquero la cruzó y habilitó al ex River, que selló la victoria albiceleste.

De esta forma, jugando un fútbol de alto vuelo, Argentina se aseguró el pase a la final y, ahora, espera por el ganador del duelo de esta noche entre Colombia y Chile. La mala noticia para el Tata fueron las lesiones. Augusto Fernández (posible desgarro), Pocho Lavezzi (fractura en el codo izquierdo), ya estarían descartados para el encuentro decisivo, que tendrá lugar en New Jersey. Mientras que Marcos Rojo (contractura) aún tiene chances de llegar.