Tres décadas del Mundial ´86

Hoy se cumplen 30 años de la obtención de la Copa del Mundo de México ´86, la más recordada de las dos que tiene la Selección Argentina.

Tres décadas del Mundial ´86
Foto: Día a Día

289 de junio de 1986, La Selección Argentina de fútbol, dirigida por Carlos Salvador Bilardo y con Diego Armando Maradona como principal estrella, enfrentó en la final del Mundial de México 86 a Alemania, en el Estadio Azteca. El encuentro terminó 3 a 2 a favor del conjunto argentino.

Un largo camino recorrió el equipo albiceleste, pero al fin llegaba a la final. El partido empezó de una manera muy pareja y disputada. Ambos equipos atacaban con inteligencia y dejaban pocos espacios para que el rival pudiera aprovecharlos. Fue una pelota parada la que pudo por fin romper el cero. Maradona fue el encargado de ejecutar un tiro libre al costado izquierdo del área alemana, el centro fue pasado, Harald Schumacher, arquero de la Selección Alemana, quedó a medio camino y José Brown con su cabeza pudo conectar el balón para que vaya al fondo de la red.

Ante la desventaja en la que se encontraba el equipo europeo, se vio forzado a buscar la igualdad. Gracias a esto, Argentina encontró muchos espacios en la defensa contraria. En el segundo tiempo, a los 10 minutos para ser exactos, el equipo de Bilardo armó una excelente contra, la cual fue culminada por Jorge Valdano que con gran definición pudo poner el 2 a 0. A esta altura del encuentro los hinchas argentinos se veían con la Copa del Mundo en la mano. Todo era fiesta celeste y blanca hasta que en cinco minutos con goles de Karl Heinz Rummenigge y Rudi Voller, Alemania empató el partido.

La decepción se mostraba en la cara del hincha argentino y la felicidad estaba en la de los alemanes. Hasta que una pelota terminó en los pies de Maradona, el diez, sin duda alguna, decidió tocarla de una a Jorge Burruchaga y este en una corrida, que quedó en la cabeza de todos los argentinos que vieron el partido, encaró y definió sin problemas en el arco de Schumacher, 3 a 2 fue el resultado definitivo.

Con Maradona como símbolo del equipo, Bilardo con un gran y sacrificado trabajo como entrenador, y el equipo que supo respaldar en todo momento a ambos, Argentina fue campeón del mundo por segunda vez en su historia.

Los goles de la final: