¡Feliz cumpleaños Loco!

Hace 63 años, en La Banda, Santiago Del Estero, nacía René Houseman. El mejor extremo de la historia del fútbol argentino.

¡Feliz cumpleaños Loco!
Houseman jugó 55 partidos con la Selección Argentina y marcó 13 goles.

Extraordinaria gambeta, pícaro, rápido, hábil con ambas piernas. Algunos de los adjetivos que describen el accionar de Rene el Loco Houseman durante su carrera profesional. Pieza fundamental del extraordinario Huracán campeón de 1973, bajo las órdenes de César Luis Menotti.

Participó de dos copas mundiales con la camiseta argentina. El primero fue en el año 1974, en el mundial de Alemania, donde la Selección quedó eliminada en segunda ronda. Fue en 1978 donde tocó el cielo con las manos al obtener la Copa Mundial, en Argentina, también bajo las ordenes del Flaco Menotti, a quien consideraba su segundo padre.

El fútbol fue, es y será su pasión. Un jugador único y no sólo dentro de la cancha: afuera de la línea de cal tenía otras pasiones como lo eran el cigarrillo y el alcohol. Muchos lo sabían, pero a los cracks se les perdona y permite casi todo. De todas formas, esto no lo favoreció, ya que, luego del retiro, tuvo muchos problemas de salud debido a sus adicciones.

Huracán como Institución, con sus directivos, con su gente que lo tiene en un altar, son los que lograron sacarlo adelante para que el Loco pudiera estar bien. Hoy, es frecuente verlo en las tribunas, sin brillar, sin sacar pecho por su pasado. Simplemente como hincha, devolviendo, desde afuera, todo el amor que ese recinto le dio.

Todavía recuerdan los campeones del '73 al chico que estaba en la puerta del hotel, con un pucho en la boca, con mucha pinta, pero lejana a la de un jugador de futbol. Ese chico, que cuando entraba a la cancha se bajaba la medias y corría como la luz, terminó siendo de los mejores jugadores de la historia del futbol argentino, uno que, de la mano del Flaco, conquistó primero el país y, años más tarde, al mundo. ¡Feliz cumpleaños René!