Bauza, el que pidió la pelota en el penal

La selección argentina afrontará una nueva doble fecha de Eliminatorias Sudamericanas de cara al Mundial de Rusia 2018. En esta ocasión enfrentará a Perú (el próximo jueves) y recibirá a Paraguay (el lunes), sin embargo la cuestión de análisis viaja más allá de estos partidos, que podrán ayudar para el objetivo final de clasificar, pero que sería hacer la vista gorda para lo que en verdad sucede con el equipo. Y no desde ayer, pareciera que desde hace varios años.

Bauza, el que pidió la pelota en el penal
Foto: La Voz del Interior

Una clasificación apretada de acá fin de año: El viaje a Lima para enfrentarse a los del entrenador argentino Ricardo Gareca -penúltimos en la tabla- siempre te genera dudas por la situación de la altura y más teniendo en cuenta que los siete puntos que lograron hasta acá, los consiguieron todos jugando de local. Además, recibir a los guaraníes, que querrán sumar de a tres para no desprenderse del lote de los punteros (a cuatro de Uruguay, el líder). A todo esto, sumale un pequeño detalle que es la ausencia de Lionel Messi. Por otra parte, en noviembre vienen dos paradas bravas: visita a Brasil y contra Colombia de local. ¿Con el 10 o sin él? ¿Llegará? Interrogantes para unas Eliminatorias que tienen a siete equipos con cinco puntos de diferencia -con cuatro cupos directos y uno que irá al repechaje-.

La novela Messi-Bauza-¿AFA?-Barcelona

El seleccionador albiceleste puso el grito en el cielo por una nueva lesión del capitán de su equipo y acusó al conjunto español de no cuidarlo como correspondía. Sus dichos generaron cierto malestar en Europa y Armando Pérez -en nombre de la comisión normalizadora, una imitación de una dirigencia elegida por votación- salió a desacreditar los dichos del DT. El Patón bajó el perfil y acató las órdenes de quién lo eligió. Raro, pero oportunista por parte de él, que sabe que no tiene la espalda necesaria para hacerle la guerra a alguién que decidió ponerlo en el cargo. Una espalda que está en el aire de los resultados y no en el respaldo de una dirigencia de la AFA, que no existe.

Un fierro caliente sin proyecto

Hace años que el seleccionado no sabe a dónde va pero que igualmente alcanza algunas finales, entonces no le preocupa a la gente. Bielsa, Pekerman, Basile, Maradona, Batista Sabella, Martino y Bauza, del 2000 hasta hoy sin escalas. Un ida y vuelta constante de estilos futbolísticos que siempre fueron sostenidos por los resultados, como el futbolero promedio -incluyendo los periodistas- demanda en nuestra sociedad. Incluso, la situación va más en picada a medida que pasan los años: hoy no existe dirigentes a cargo de la AFA y ni se piensa en un objetivo en común en el horizonte, sólo ganar a costas del mejor futbolista del mundo, Lionel Messi.

Bauza agarró la pelota del penal

Con una dirigencia inventada en la institución madre del fútbol argento, el ex San Lorenzo -entre otros- pidió la pelota y se quiso hacer cargo. Mientras que los más pedidos por el público se escondían en esta situación complicada por la que atraviesa el campeonato argentino, que tiene a un grupo de dirigentes-empresarios intentando borrarlo del mapa para imponer, según ellos, una liga millonaria que beneficie a, ¿todos los equipos de primera división? Bauza soporta desacreditaciones públicas, no tener a Messi y que le critiquen su estilo de juego, pero fue el único que quiso patear el penal y, al menos por ahora, parece que no se le nubló la vista.