Superar el karma Brasil

La Selección Argentina nunca le ganó al Scratch en condición de visitante en una Eliminatoria, y no le gana en Brasil desde 1998. El momento ideal para romper la racha, sumando el último triste antecedente de Brasil en el Mineirao.

Superar el karma Brasil
El derechazo del Piojo en el Maracaná (Foto: Clarín).

El historial está empatadísimo.  Argentina y Brasil, un verdadero clásico mundial, que entre ambos suman siete Mundiales, 22 Copa América, cinco Copas de las Confederaciones y aportaron a los mejores futbolistas de la historia (Diego Maradona y Pelé), jugaron 97 veces, de 1914 a 2016, entre torneos continentales, Copas del Mundo y amistosos. Cada equipo se llevó la victoria 36 veces e igualaron en 25 ocasiones.

No obstante, a la Selección le costó más de la cuenta cuando le tocó enfrentarse a la Verdeamarelha en los últimos años. De hecho, de últimos ocho clásicos, Argentina sólo ganó dos, ambos amistosos y de la mano de Leo Messi. Esto, sin contar que ante el Penta se perdieron las finales de las Copas América de Perú 2004 y Venezuela 2007, y también la Confederaciones 2005. 

De manera oficial, no se le gana a Brasil desde el 9 de junio de 2005, en el Monumental, cuando la Albiceleste de José Pékerman, en las Eliminatorias para el Mundial de Alemania ´06, ganó 3-1, con doblete de Hernán Crespo y el golazo de Juan Román Riquelme; Roberto Carlos para la visita

¿Y en Brasil? La Selección nunca pudo ganarle de visitante por Eliminatorias. El antecedente con éxito más cercano se dio el 29 de abril de 1998, en el Maracaná, en un amistoso. Dirigía Daniel Passarella y el equipo argentino se preparaba para el Mundial de Francia 1998 (en el cual quedaría eliminado en cuartos de final, por Holanda). Brasil venía de ser campeón del mundo en el ´94 (USA) y de ganar la Copa América ´97 (Bolivia). En Río, el conjunto del Kaiser fue más efectivo y al minuto 39 del segundo tiempo, apareció Claudio "Piojo" López, en una gran jugada individual para ajusticiar a Taffarel y sentenciar el 1-0 para la Albiceleste.

Brasil, dirigido por Zagallo, había formado así: Taffarel; Cafú, Junior Bahiano, Aldair, Roberto Carlos; César Sampaio, Zé Elías, Denilson, Raí); Ronaldo y Romario. Un equipazo. La Argentina, por su lado, alineó con Germán Burgos; Nelson Vivas, Roberto Ayala, Roberto Sensini, Javier Zanetti; Diego Simeone, Matías Almeyda, Juan Sebastián Verón; Ariel Ortega; Gabriel Batistuta y Claudio López. Ya pasaron más de 18 años de aquel partido. ¿Podrá cortarse la racha?

Bonus track I

Brasil volverá a jugar en el Mineirao, y la última vez que jugó allí, el recuerdo no es para nada bueno: fue por la semifinal del Mundial 2014, y Alemania, luego campeón del Mundo, humilló al Scratch y lo goleó 7-1, con goles de Müller, Klose, Kroos (2), Khedira y Schürrle (2). En el primer tiempo, los Teutones se fueron ganando 5-0 y marcando cuatro goles en cuatro minutos. En el segundo tiempo, los europeos hicieron precio para que la goleada no fuera aún mayor. Oscar estableció el tanto del honor, que de honor no tuvo nada, porque fue la derrota más humillante de la historia del fútbol brasileño, incluso peor que el Maracanazo del ´50. 

Foto: Goal.
Foto: Goal.

Bonus track II

La Albiceleste también jugó en ése estadio de Belo Horizonte en la Copa del Mundo de hace dos años. En la fase de grupos, en el segundo partido, Argentina se enfrentó a Irán, en un partido durísimo, que se abrió recién al minuto noventa, con un golazo de Lionel Messi, en una parábola perfecta que dejó perplejos a los asiáticos.