El juego del mediocampo vs Colombia

Un breve análisis del rendimiento individual y colectivo de los volantes que jugaron ayer el partido de las Eliminatorias contra Colombia.

El juego del mediocampo vs Colombia
Messi, amo y señor del partido ayer contra Colombia. Foto: La Nación

Argentina obtuvo ayer ante Colombia un resultado que alivió al plantel y al cuerpo técnico luego de las críticas recibidas en jueves pasado contra Brasil y en VAVEL decidimos poner en énfasis el rendimiento de cada uno de los jugadores que poblaron el mediocampo en el conjunto albiceleste.

Rendimientos Individuales:

Javier Mascherano: volvió a ser el león que era antes. Se peleó con todos los mediocampistas colombianos y no dejó respirar y escapar en ningún momento a James Rodríguez. Dominó y distribuyó el balón con criterio. Ojo: cometió muchas faltas y estuvo al borde de quedarse afuera del partido contra Chile.

Lucas Biglia: el socio del Jefecito fue un relojito en la cancha. Fue el aliado perfecto de Masche y se animó a ir más adelante en el campo. También dio una mano por las bandas a los defensores.

Ever Banega: tuvo un partido irregular. Alternó buenas y malas. Se encontraba rodeado de camisetas colombianas y no podía mantener mucho el balón en sus pies. Fue reemplazado en el segundo tiempo para darle frescura al ataque.

Ángel Di María: Fideo consiguió el premio que tanto buscaba hace tiempo: el gol. En el primer tiempo no gravitó mucho al igual que en el segundo, pero ya con Colombia volteado en el ataque, logró sentenciar el cotejo.

Lionel Messi: Fue amo y señor del partido. Nada pudo hacer Colombia contra la magia de Lio. Siempre encontró la manera de escaparse al triple 5 impuesto por Pekerman. Abrió el partido con un tiro libre fenomenal y otorgó las dos asistencias a los otros goles argentinos.

Enzo Pérez: entró para ser un socio de Messi en ataque y abrió la cancha con sus pases. Participó en la serie de pases que derivó en el tercer gol argentino.

Marcos Acuña: debut internacional con la celeste y blanca para el jugador de Racing Club. No tocó mucho la pelota en un partido que ya estaba definido.

Rendimiento colectivo:

Argentina mostró una cara totalmente distinta al del partido pasado contra Brasil y, en esta ocasión, no tuvo piedad con el conjunto cafetero y le cortó toda opción de pase. En ataque, los volantes, en especial Messi, generaban situaciones de gol y desequilibraron en más de una ocasión al rival.