Un Mercado eficaz

El defensor del Sevilla marcó el único gol del partido y cumplió con creces sus tareas defensivas. Además, llamó la atención el desempeño de Di María y el bajo rendimiento de los delanteros.

Un Mercado eficaz
El defensor volvió a ser determinante para la Selección Argentina | FOTO: La Nación

Caer en el antiguo concepto de que la figura es aquel que hace un gol sería un poco injusto para el resto. Sin embargo, nobleza obliga, el análisis sería más productivo si comienza con el autor del único tanto del partido. Gabriel Mercado, desde que fue convocado por Gerardo Martino frente a Colombia en 2015, es una parte fundamental del equipo. Marca, insistencia y colaboración en ataque, goles, como el de hoy, más por fortuna que por otra variante, pero el oriundo de Madryn resulta ser una buena herramienta.

Nicolás Otamendi reflejó una vez más su regularidad con la celeste y blanca. La labor de hoy no tuvo fisuras, sobre todo en momentos límites cuando el gol de Brasil estaba al caer. Por ende, el defensor del Manchester City parece afianzarse de forma definitiva en el once inicial.

El mediocampo es la parte fundamental del planteo táctico. Los volantes centrales, con su doble labor de marca y distribución, son los engranajes principales del reloj. En este encuentro, Lucas Biglia estuvo más fino a la hora del pase. Un caso puntual fue la pelota que le cedió a Ángel Di María, la cual estrelló en el poste. En tanto, Ever Banega encontró un poco de comodidad cerca del final del primer tiempo, y en ese lapso, su colaboración fue muy útil. Pero antes y después del gol, los errores fueron muy comunes en él.

Di María invirtió su rol de carrilero irresoluto por el de paciente y observador. Antes de que llegara el 1-0, complicó dos veces al arquero y en más de una oportunidad intentó enviar centros efectivos. Con tareas así, mientras se pulan en el tiempo, la imagen más reciente del ex Rosario Central cambiará.

No fue la noche de los delanteros. Lionel Messi intentó buscar constantemente a Paulo Dybala sin mucho éxito. Además, la actuación del astro argentino fue consecuencia de la falta de juego con Banega. Este debe ser uno de los aspectos a pulir por parte del nuevo técnico del seleccionado. Un problema que no encuentra solución y es requerido casi desde que Messi viste la celeste y blanca.

Dybala y Gonzalo Higuaín no fueron convincentes. El "Pipita", a excepción de un cabezazo débil tras un tiro libre, no tuvo situaciones y tampoco colaboró lo suficiente con la marca. Por otro lado, "la Joya" pudo asociarse con Messi después de los 25' del primer tiempo, pero estuvo lejos de mostrar su mejor versión.

Primera prueba aprobada con lo justo. Jorge Sampaoli deberá trabajar mucho en los nombres que convoque, para así implementar su idea de la mejor manera, algo que hoy tuvo rasgos alentadores en el primer tiempo pero no así en el segundo, donde Argentina sufrió tiros en los palos y la estrategia del contragolpe por los carriles no funcionó. Queda mucho trabajo por delante.


Share on Facebook