Gira positiva

La Selección Argentina finalizó su gira con dos victorias, pero lejos está el resultado, porque se pueden rescatar otras cuestiones positivas de dos partidos amistosos y el comienzo de un nuevo ciclo.

Gira positiva
Foto: La Nación.

Primeros pasos para el ciclo de Jorge Sampaoli al mando de la Selección Argentina, donde aparecieron aires de renovación desde la convocatoria y acompañado de eso, varios cambios desde las formas de trabajar y las ideas que buscan plasmar en el equipo.
El entrenador tuvo su primera práctica a cinco días del duelo con Brasil pero tuvo que esperar dos días para tener el plantel completo por los compromisos que varios futbolistas tuvieron con sus clubes. Desde el comienzo del ciclo, la ideología de juego fue totalmente distinta a la que venía teniendo el equipo, con una búsqueda más ofensiva y cambios de esquema. 
En la previa y lo que terminó siendo el partido frente a Brasil, Sampaoli probó dos esquemas diferentes y utilizó cada uno durante 45 minutos. En primer lugar, el 3-4-2-1, esquema que le gusta mucho al Pelado y que colocó en el primer tiempo, donde se pudo ver la idea que tiene el DT y el apoyo por parte de los jugadores que trataron de adaptarse a un sistema completamente nuevo. Ya en el complemento frente a los brasileños​, se pudo ver el 4-3-2-1, un parado táctico más habitual para la mayoría de los jugadores, pero que a partir de la ventaja en el resultado y una mejora en el rival, no se vio un buen repertorio. 
Después de la victoria frente a Brasil y una semana de convivencia, el equipo empezó con la preparación para enfrentar a Singapur. En la cabeza del técnico siempre estuvo claro el sistema a utilizar en el duelo de este martes y las dudas estaban en algunos intérpretes, y por más que se le coloque la etiqueta del 2-3-5 por los que entraron a la cancha, se pareció más a un 4-3-3. Ante un equipo muy menor al argentino, varios jugadores nuevos pudieron demostrar lo que pueden dar en lo que fue una goleada para cerrar la gira.
Mucho para analizar le queda a Jorge Sampaoli, que no pudo contar con algunos jugadores importantes por lesión, con Mascherano como principal nombre, y algunos que se fueron después de ganarle a Brasil, como Messi e Higuaín, pero sabe que lo importante son los partidos que quedan para clasificar al mundial. De la gira, quedaron varias cuestiones positivas: las apariciones jóvenes del exterior y los del fútbol argentino que parecen haber llegado para quedarse, la consideración y valoración de Mauro Icardi que estuvo a pesar de no poder jugar, la novedad de Joaquín Correa cómo 9, las distintas pruebas tácticas y como dijo el Pelado, las ganas, el entusiasmo y la actitud de los jugadores.


Share on Facebook